Economía

Cinco cosas que los cobradores de los bancos ya no podrían hacer

Antes de que concluya el año, se planea que los despachos de cobranza actúen bajo regulaciones más estrictas, en las que se incluyan multas si es que no cumplen con las nuevas disposiciones, indicó Mario Di Constanzo, titular de la Condusef.
Redacción
11 agosto 2014 22:32 Última actualización 12 agosto 2014 10:48
Call center. (Bloomberg)

Call center. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si has recibido llamadas en la madrugada o mensajes intimidatorios por correo por parte de un despacho de cobranza, éstos podrían ser multados si no cumplen con nuevas disposiciones a las que estarían sujetas próximamente.

Antes de que concluya el año, se planea que estas empresas actúen bajo regulaciones más estrictas y serían las mismas instituciones bancarias las que las supervisen, de acuerdo con Mario Di Constanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Éstos son los cinco principales cambios que podría haber en la regulación para este tipo de empresas:

1. No omitir información de la empresa. Los bancos que contraten a un despacho de cobranza deberán inscribir en el nuevo Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) a las empresas que contraten. Este registro estará bajo la tutela de Condusef y deberá contar con nombre del despacho, nombre de los socios, domicilio, número de teléfono y nombres de las personas encargadas de la cobranza.

2. No más llamadas en la madrugada. Los bancos deberán supervisar las horas a las que se comunican con los clientes y estos horarios deberán ser hábiles de oficina.

3. No podrían utilizar números privados.

4. No más molestias a quien no debe el dinero. Las llamadas a personas que hayan sido registradas como referencia comercial o beneficiario de una cuenta estarían sujetas a sanción. Sólo se podrá cobrar a un tercer cuando éste sea obligado solidario o aval de un adeudo.

5. No podrían reincidir en las llamadas. El proceso de aclaración para aquellas personas que reciben llamadas y no son deudores deberá ser resuelto en un plazo máximo de 15 días. La multa por queja o reincidencia de llamadas por parte del despacho será desde 10 mil hasta 100 mil pesos.

Con información de Jeanette Leyva