Economía

China registra primera contracción en siete años

La desaceleración de la economía china ha impactado en su intercambio comercial, puesto que en noviembre de 2015 sus exportaciones tuvieron una caída de 6.8 por ciento, sumando cinco meses de contracción, la primera del país en siete años.
Daniel Villegas
10 enero 2016 23:27 Última actualización 11 enero 2016 5:5
fábrica

En noviembre de 2015 las exportaciones del gigante asiático cayeron 6.8 por ciento a tasa anual, de acuerdo con datos de la OMC. (Bloomberg)

La desaceleración por la que atraviesa la economía china se ha reflejado en una disminución de su intercambio comercial con el resto del mundo, lo que ha puesto en jaque a diversas economías que dependen de su comercio con ese país y de las materias primas.

En 2015 el intercambio comercial de China con el resto del punto apuntó a una contracción, la primera en seis años, y el principal descenso se observó en sus importaciones.

Cifras de la Organización Mundial del Comercio (OMC) indican que en noviembre las exportaciones del gigante asiático cayeron 6.8 por ciento a tasa anual, con lo que acumularon cinco meses consecutivos en contracción.



Las importaciones disminuyeron 8.7 por ciento y sumaron 13 meses consecutivos a la baja, lo que ha tenido un impacto negativo sobre diversas economías y sobre los precios de las materias primas, ya que es uno de los mayores consumidores a nivel mundial.

Entre enero y noviembre las exportaciones chinas bajaron 2.9 por ciento y las importaciones un 15 por ciento, respecto a igual periodo del año anterior, y este es su primer descenso para el periodo desde 2009.
De acuerdo con el Banco Mundial, (BM) Corea, Malasia, Chile, Arabia Saudita, Perú, Filipinas, Rusia, Indonesia, Brasil y Colombia, entre otros, son los países más afectados por un menor dinamismo en la economía china.

“Los vínculos comerciales con China son importantes para la región de Asia oriental y de exportadores de materias primas a nivel mundial; por lo tanto, la transmisión de cualquier fluctuación de crecimiento a través del comercio debe ser mayor para aquellos países. Este efecto se amplifica a través del impacto en los precios internacionales de los productos básicos”, indicó el organismo en su último informe de pronósticos económicos.

Según los cálculos del BM, el impacto de uno por ciento en el crecimiento del PIB de China es cercano a uno por ciento a la baja en los países exportadores de materias primas.

PÉRDIDA DEL YUAN
La respuesta de las autoridades chinas ha sido la depreciación del yuan para tratar de darle competitividad a sus exportaciones y a su aparato industrial.

El gigante asiático está inmerso en un proceso de cambio estructural de su modelo económico más enfocado hacia su mercado interno, lo que está teniendo implicaciones por su peso en la economía mundial, principalmente como consumidor de materias primas.

“China tiene un problema de desaceleración que continuará en el futuro próximo, pero se debe distinguir entre lo que pasó con la bolsa en ese país y con su moneda, el yuan. Hubo una mezcla explosiva y esta coincidencia de eventos fue malinterpretada por los mercados”, indicó Luis Robles, presidente de la ABM.

Entrevistado en el marco del Seminario Perspectivas Económicas 2016, organizado por el ITAM, el dirigente de los banqueros explicó que por un lado la caída de la bolsa en el país asiático se deriva de una serie de circunstancias técnicas por su crecimiento atípico de hasta 150 por ciento en el último año, “que la llevaba como un proyectil hacia arriba”- y por otro lado, el tema del yuan.