Economía

China pega otra vez a bolsas, dólar y petróleo

La desaceleración de la manufactura china, que ha registrado su mayor contracción en seis años y medio al ubicarse en 47.3 de acuerdo con Markit Economics, lo que ha impactado a Estados Unidos, que desaceleró su índice a 53 puntos y a México, que retrocedió a 52.4 puntos en agosto de este año.
Daniel Villegas/Leticia Hernández
01 septiembre 2015 23:56 Última actualización 02 septiembre 2015 5:5
China

La desaceleración manufacturera de China ha impactado a los mercados a nivel mundial. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los mercados globales volvieron a sentir turbulencias derivadas de la economía china en respuesta a los malos datos arrojados en el índice manufacturero (PMI), que en la versión oficialista registró su mayor caída en tres años al ubicarse en 49.7 puntos, mientras el elaborado por Markit Economics fue de 47.3, con lo que presentó su mayor contracción en más de seis años.

Un valor por encima de los 50 puntos indica que este sector está en expansión, y por debajo de este nivel señala una contracción.
Para Markit, el índice se encuentra en el terreno por debajo de la línea de expansión por sexto mes consecutivo, de este modo a lo largo del año los valores menores a 50 llegan a siete.

En tanto para la versión oficialista es la primera vez en seis meses en que el sector manufacturero muestra señales de contracción.

He Fan, economista en jefe de Caixin Insight Group, comentó que la volatilidad reciente en los mercados financieros globales podrían tener un impacto sobre la economía real y una perspectiva pesimista podría ser autocumplida.

FOCOS
Los mercados financieros mundiales reportaron una jornada negativa ante los datos desalentadores de las manufacturas en China, que alentaron los temores de una mayor desaceleración.

Los indicadores económicos del gigante asiático son cada vez más decepcionantes, pese a las medidas de apoyo que ha instrumentado el gobierno de ese país.

El pronóstico oficial es que en este año el PIB de China crecerá 7 por ciento, por debajo del 7.5% de 2014. El FMI estima una cifra de 6.8% este año y de 6.3% para 2016

En un reporte indicó que las regulaciones y controles económicos continúan pero deben introducirse reformas frescas. “Deben ir de la mano de la puesta en práctica de reformas estructurales con el fin de liberar todo el potencial de crecimiento”, apuntó.

PEGA COMERCIO EXTERIOR
Al respecto, Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económico del departamento de economía, del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM), destacó que la desaceleración en China es el resultado del debilitamiento de su sector exportador.

Explicó que “muchos de sus productos elaborados tienen como destino el exterior, de este modo la caída de 8 por ciento registrada en julio seguramente está continuando (…) ya que los fundamentales de la industria manufacturera dependen del comercio exterior.”

Pablo López, coordinador de estudios económicos de Banamex, dijo que si bien el resultado podría parecer preocupante, hay que tomar en cuenta que esto se da en un contexto en el que la economía global se está desacelerando.

“Que China esté creciendo a ritmo de 6.8 por ciento para 2015 no debe de preocuparnos pues es un buen avance (…) Además debemos de considerar que el índice similar, pero que mide el sector servicios está en expansión.”

Al parecer el efecto negativo registrado por el gigante asiático arrastró a la economía global en agosto, ya que representa 8.4 por ciento del PIB global, de acuerdo con Markit, pues el índice manufacturero mundial cayó a su mayor nivel en dos años y medio, ubicándose en 50.7 puntos.

Este retroceso se reflejó en las economías más grandes del mundo, pues Estados Unidos desaceleró su índice de 53.8 en julio a 53 en agosto, caso similar fue el de Reino Unido y Rusia, que se contrajeron de 51.9 a 51.5 y 48.3 a 47.9, respectivamente.

MÉXICO TAMBIÉN EN DECLIVE
México no fue excepción y retrocedió de 52.9 a 52.4 en el mismo periodo. De las economías más importantes sólo Japón presentó un avance al colocarse en 51.7 de un anterior de 51.2.

“Los datos del PMI de agosto indican una marcada desaceleración del crecimiento de la producción de la manufactura hasta su nivel más débil en prácticamente dos años”, mencionó en el reporte Tim Moore, economista senior de Markit.

Scott J. Brown, economista en jefe de Raymond James, indicó que el impacto directo en la economía de Estados Unidos puede ser limitado; sin embargo, las dificultades de China sólo se suman a las preocupaciones sobre una desaceleración más amplia del crecimiento mundial.

“Esta desaceleración de China es probable tenga un mayor impacto en otros países como por ejemplo, en aquellos exportadores de materias primas, que en EU”, dijo.

Wells Fargo indicó que la actividad manufacturera en EU se ha visto obstaculizada por el lento crecimiento en el extranjero y por el fortalecimiento que ha reportado el dólar.

El debil dato de actividad manufacturera en China atrajo volatilidad a los mercados.