Economía

China, cada vez más presionada para agilizar su política económica

Debido a que diversos sectores como manufactura e inversión han mostrado señales de debilidad en China, el país enfrenta la presión de agilizar su economía, por lo que expertos prevén que su banco central podría recortar de nuevo sus tasas de interés.
Reuters
09 agosto 2015 17:23 Última actualización 09 agosto 2015 17:23
China

El Banco Central de China podría recortar de nuevo sus tasas de interés para estimular su economía. (Bloomberg)

BEIJING.-China está bajo una creciente presión para estimular más su economía después de decepcionantes datos divulgados el fin de semana que mostraron otra fuerte caída en los precios a los productores y una sorpresiva baja de las exportaciones.

Los precios al productor alcanzaron en julio su menor nivel desde fines del 2009, después de la crisis financiera global, y han estado cayendo continuamente durante más de tres años.

Las exportaciones descendieron un 8.3 por ciento en el mismo mes, su mayor merma en cuatro meses, debido a que una débil demanda global por productos chinos y una política de fortalecimiento del yuan golpearon a los productores.

"La atención de la política está definitivamente en la deflación (de los productores) en este momento", dijo Zhou Hao, economista de Commerzbank AG en Singapur.


Zhou dijo que el banco central de China posiblemente necesitaría recortar nuevamente las tasas de interés, luego de haberlas rebajado en cuatro oportunidades desde noviembre en su más agresiva flexibilización en casi siete años.

El pesimismo podría profundizarse la próxima semana, debido a que se prevé que una serie de datos económicos muestren una debilidad en el sector manufacturero, en la inversión y en el gasto doméstico.

La segunda mayor economía mundial tiene una meta oficial de crecimiento de un 7 por ciento para este año, un nivel alto para los estándares globales, pero algunos economistas creen que el país se está expandiendo a un ritmo mucho menor.

Economistas esperan que el banco central recorte de las tasas de interés en otros 25 puntos básicos este año y que reduzca nuevamente la cantidad de depósitos que los bancos deben mantener como reservas en otros 100 puntos básicos, según un sondeo realizado el mes pasado por Reuters.

El índice de precios al productor bajó un 5.4 por ciento en la medición interanual, informó la Oficina Nacional de Estadísticas el domingo, una caída más profunda que el 5 por ciento estimado por analistas, a su peor nivel desde octubre del 2009 y en su cuadragésimo descenso mensual sucesivo.

Los menores precios al productor son preocupantes debido a que reducen las utilidades de mineras y productores, aumentando la carga de deuda.

La deuda corporativa de China alcanza a un 160 por ciento de su Producto Interno Bruto, el doble del nivel de Estados Unidos, según un estudio a mil 400 compañías.

Reflejando el persistente decaimiento de la economía en un nivel más amplio, la inflación anual al consumidor se mantuvo en 1.6 por ciento, pese al alza en los precios del cerdo, levemente por encima de la estimación de 1.5 por ciento y también mayor que la lectura de 1,4 por ciento en junio.

Un enfriamiento del mercado inmobiliario, exportaciones irregulares y una baja confianza han desacelerado el crecimiento económico anual, que será el más bajo en un cuarto de siglo incluso si Pekín alcanza su meta para este año.

La política de mantener un yuan fuerte -diseñada en parte para apoyar el consumo doméstico y ayudar a las compañías chinas a pedir créditos e invertir en el exterior- está golpeando a los exportadores. Datos comerciales divulgados el sábado mostraron una baja demanda de Europa y la primera merma de las exportaciones a Estados Unidos, el mayor mercado de China, desde marzo.

Las compañías chinas han despedido trabajadores por 21 meses consecutivos, mientras han recortado sus precios a mínimos de seis meses para atraer a los consumidores, mostró este mes un sondeo oficial.