Economía

‘Changarros’ generan
6 de cada 10 empleos
en México

Tortillerías, panaderías y talleres mecánicos, considerados como micronegocios, dieron empleo a cerca de 615 mil personas entre el primer trimestre de 2015 y el mismo periodo de 2016, por lo que en los últimos años han pasado a ser la opción más popular. 
Thamara Martínez
15 mayo 2016 23:20 Última actualización 16 mayo 2016 5:5
Tortillería

Las desventajas de los micronegocios son sus niveles de competitividad y productividad, muchas veces rezagados. (Cuartoscuro)

De los empleos generados durante el primer trimestre del año, 63 por ciento fueron creados por ‘changarritos’, como misceláneas, tortillerías, farmacias, panaderías o talleres mecánicos.

Entre el primer cuarto de 2015 y el mismo periodo de 2016, alrededor de 976 mil personas encontraron empleo, y cerca de 615 mil lo hallaron en micronegocios como estos.

Sin embargo, los micronegocios sin establecimiento fueron los más activos, ya que estas unidades económicas se encargaron de abrir cerca de 518 mil plazas en el último año, 53 por ciento del total de empleos generados en este lapso.

Las microempresas en lugar fijo, es decir, los negocios que cuentan con hasta diez trabajadores, independientemente de su giro, dieron trabajo a 97 mil personas, o sea que tuvieron a su cargo la generación del 10 por ciento del empleo.

economía
FOCOS
El escape. Alrededor del 48 por ciento de los trabajadores del país están ocupados en un micronegocio, cifra que ha perdurado en los últimos años.

La mayoría. 12.25 millones de ocupados en los negocios de menor tamaño en el primer trimestre del año fueron hombres y 8.13 millones mujeres.

Esta clase de negocios tiene sus ventajas, ya que representan una de las elecciones más frecuentes cuando se decide emprender un negocio, porque sus administradores pueden dar ‘rienda suelta’ a sus intereses y habilidades.

Además, representan una opción para continuar la vida laboral de trabajadores retirados, ahora como sus propios jefes.

En total, más de 20 millones de personas laboraron en unidades económicas de este tipo, abarcando 48 por ciento del total de ocupados en el ámbito no agropecuario, de acuerdo con información del INEGI.

Sin embargo, entre las desventajas más graves de estos negocios son sus niveles de competitividad y productividad, que frecuentemente se ven rezagados. En muchas ocasiones, los micronegocios son más bien tradicionales y son superados por conceptos más modernos dentro de su sector.

La limitada capacitación de los microempresarios, un ritmo de crecimiento desordenado, así como señales de atraso tecnológico y una administración informal, son factores de riesgo para el desarrollo de los establecimientos que pueden terminar por agotar su vida.

No obstante, las microempresas siguen siendo, por mucho, la opción más popular. De acuerdo con el Censo Económico 2014, en ese año iniciaron actividades 403 mil 729 establecimientos, de los cuales la gran mayoría fueron micronegocios, toda vez que 99 por ciento de las empresas censadas fueron de este tipo, contabilizando un total de 401 mil 568 establecimientos micro.

Al cierre de 2014 se registraron 5.7 millones de establecimientos en operación, de todos los tamaños, donde las organizaciones micro aportaron 5.3 millones de unidades en activo, equivalente al 93 por ciento del total contra cinco por ciento de las pequeñas firmas y el resto de medianas y grandes.