EF RADAR
Economía

CFE ya no sería "juez y parte" ante tus reclamos

Para que la CFE no continúe actuando como juez y parte en la resolución de conflictos con los consumidores, la Profeco negocia con la paraestatal nuevas opciones de soluciones, como técnicos independientes o la creación de una ventanilla virtual para dirimir estos conflictos.
Jonathan Ruiz
03 julio 2014 0:14 Última actualización 03 julio 2014 5:0
Etiquetas
Queja a CFE

CFE contempla nuevas opciones para no ser juez y parte en reclamos de consumidores. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La CFE podría permitir en breve que un tercero dirima sus diferencias con el cliente para dejar de ser juez y parte durante controversias como las relacionadas con las lecturas de consumo que dan sus medidores.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) negocia con la paraestatal eléctrica el establecimiento de una nueva relación que ésta tiene con sus clientes, y en ese proceso trabaja en cuatro vías advirtieron fuentes cercanas al proceso.

La primera involucra justamente la posibilidad de que técnicos especializados en electricidad, independientes de la CFE y seleccionados por instituciones como el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), revisen el funcionamiento de aparatos que provoquen controversia.

El proveedor de este servicio para cada caso sería definido por la Profeco, para evitar un conflicto de interés, informaron las fuentes.
Actualmente, el mayor número de denuncias ante la Procuraduría provienen de conflictos entre la compañía de electricidad y sus clientes y la mayor parte de los casos tienen que ver con desacuerdos en los cobros, añadieron.

En estos casos, hasta hoy, la CFE actúa como juez y parte, lo que a vista de la procuradora Lorena Martínez y del director de la CFE, Enrique Ochoa, resulta incongruente, explicaron los informantes.
Otra vía involucra la revisión de la Ley Federal del Servicio de Energía eléctrica que norma la relación entre el proveedor de electricidad y los consumidores.

Un tercer elemento contempla una ventanilla de conciliación que operaría con “chats” o conversaciones virtuales en las que la Profeco provocaría la convergencia de CFE y su cliente para dirimir conflictos.