Economía

CFE suspende energía
a 14 comunidades indígenas de Chiapas

Cerca de 14 comunidades indígenas de la zona de Tila, al norte
de Chiapas, fueron afectadas con el corte del suministro de energía eléctrica por parte de la CFE, el cual, aseguran habitantes de la región, ha afectado a escuelas y centros de salud, por lo que exigieron a la empresa restablecer el servicio.
Ángeles Mariscal/Corresponsal
25 junio 2015 20:30 Última actualización 25 junio 2015 20:30
Chiapas

El corte de energía eléctrica de la CFE ha afectado a 14 comunidades indígenas del norte de Chiapas. (Cuartoscuro)

El 18 de junio pasado, personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó el suministro general de energía eléctrica que abastece 14 comunidades de la zona baja de Tila, en la región de indígenas choles ubicada en la región norte de Chiapas.

De acuerdo a la denuncia que los pobladores hicieron llegar a través de la organización Pueblos Unidos por la Defensa de la Energía Eléctrica (PUDEE), el personal de la paraestatal realizó el corte de energía desde el centro de distribución ubicado en el poblado Masojá Shucja.

Habitantes de la región detallaron que entre los 14 poblados afectados por el corte de energía, algunos forman parte de los grupos organizados para exigir a la CFE tarifas preferenciales en el cobro de energía, y otros pagar por el servicio de manera regular.

Sin embargo el corte afectó de manera indiscriminada a toda la zona baja de Tila, incluidos cerca de 21 centros escolares, de salud y dos clínicas rurales, lugares estos últimos donde, de acuerdo a la denuncia, tienen medicamento que necesita refrigeración. La organización Pueblos Unidos exigió a la CFE la inmediata reinstalación del servicio.


Un día antes del corte de la energía, empleados de la CFE llevaron a usuarios notificaciones sobre adeudos, e informaron que iniciarían procesos legales para quienes se mantengan en resistencia de pago.
Un portavoz de la CFE informó a El Financiero que actualmente poco más del 40% de un millón 100 usuarios de toda la entidad, tienen adeudos con esa dependencia, se trata de unos 450 mil contratos.

La paraestatal detalló que este proceso que habitantes llaman “de resistencia”, inició en 1995 en la zona de influencia del EZLN, y se fue extendiendo a todo el estado. Actualmente, señaló el portavoz, la negativa al pago se ha incrementando en los municipios de la costa de Chiapas.

En esta región apenas ayer miércoles, unos 800 integrantes del Frente Estatal de Resistencia Civil de Chiapas de diversos municipios, se manifestaron en la ciudad de Tapachula, para protestar por “las altas tarifas que cobra la CFE”.

La CFE explicó que también los ayuntamientos tienen millonarios adeudos con la paraestatal. “Menos de 20 municipios –de los 122 que hay en Chiapas- están al corriente con el pago por consumo de energía. Hay municipios como Comitán, donde el adeudo es de más de 10 millones de pesos”, explicó el portavoz.

A la demanda para la aplicación de tarifas preferenciales a usuarios de Chiapas, se sumó el gobernador Manuel Velasco Coello, quien el 16 de junio pasado dio a conocer a través del Instituto de Comunicación Social (Icoso) un pronunciamiento donde plantea que en el marco de la estrategia federal de Zonas Económicas Especiales se logre la tarifa extraordinaria.

Esto, dijo, “no sólo como apoyo a la economía popular sino para ayudar a la zona a ser más competitiva y atraer más inversiones que generen un mayor crecimiento económico y empleo”.