Economía

CFE, preparada para competir en el nuevo mercado: Ochoa Reza

Cerca de 85 proyectos que suman 26 mil 230 millones de dólares, son parte de lo que la CFE tiene contemplado para competir en el nuevo mercado eléctrico mayorista, afirmó su director general, Enrique Ochoa, quien indicó que 61 de ellos se han asignado a 40 consorcios.
Enrique Quintana
24 enero 2016 23:9 Última actualización 25 enero 2016 5:5
Ochoa Reza

En 2015, las tarifas industriales bajaron de 30 a 42 por ciento, indicó Enrique Ochoa Reza. (Bloomberg)

DAVOS.- La Comisión Federal de Electricidad se encuentra lista para competir en el nuevo mercado eléctrico mayorista que entra en operación este miércoles, indicó desde Davos, su director general, Enrique Ochoa, en entrevista con El Financiero/ Bloomberg.

Para ellos, la CFE tiene programados 85 proyectos de infraestructura que incluyen gasoductos, conversiones de centrales de combustóleo a gas natural, nuevas centrales de ciclo combinado, la ampliación y modernización de la red de transmisión, y la mejora de las líneas de distribución para bajar pérdidas, explicó.

La suma de esos 85 proyectos alcanza 26 mil 230 millones de dólares. Actualmente 61 de esos proyectos han sido licitados a los largo de los últimos dos años y se han asignado a 40 distintos consorcios. Esas licitaciones han significado inversiones por cerca de 11 mil 200 millones de dólares.

FOCOS
* Se crearán al menos cuatro subsidiarias en generación y una subsidiaria de distribución

* Reducir las pérdidas al nivel de 11 por ciento al cierre de la administraciónfocos

Hacia delante, están pendientes 24 proyectos de gasoductos, centrales, líneas de transmisión y distribución que sumarán alrededor de 15 mil millones de dólares adicionales.

Para poder bajar las tarifas la CFE cambió la composición de combustibles y el consumo de combustóleo se redujo en 45 por ciento explicó Ochoa, lo que también ha permitido disminuir en 42 por ciento en el mismo lapso las emisiones de CO2, de acuerdo con cálculos del Centro Mario Molina.

En 2015, las tarifas industriales bajaron de 30 a 42 por ciento; en el comercial del 13 al 27 por ciento; en el sector doméstico de alto consumo la reducción fue de siete por ciento y en el de bajo consumo (con precios subsidiados) dos por ciento.

Como resultado de lo anterior, se ha cerrado la brecha de la tarifa industrial mexicana con la de EU. En el 2012, era 80 por ciento más alta en México; a octubre de 2015 (con el último dato disponible en EU) la diferencia es de sólo 13 por ciento más alta.

Para 2016 señaló que los incentivos para bajar las tarifas continúan.
La competencia será en la generación y en la comercialización de la energía eléctrica y para distribución y transmisión, se mantiene en manos del Estado pero con reglas de acceso universal y piso parejo para los competidores a través del Cenace autónomo.

Al explicar la reorganización de la CFE, su director indicó que ya se avanza en las empresas que serán creadas y que en unos seis meses estará operando de manera independiente y separada.