Economía

CFE apuesta
a coinversión hidroeléctrica

La empresa productiva del Estado desarrolla junto con la constructora ICA una estrategia de construcción de plantas hidroeléctricas; su director general, Enrique Ochoa Reza, afirmó que las asociaciones público-privadas son importantes para las inversiones de generación de energías limpias.
Enrique Quintana
10 mayo 2015 22:57 Última actualización 11 mayo 2015 5:5
CFE

CFE desarrolla en coordinación con ICA una estrategia de construcción de plantas hidroeléctricas. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) formó un equipo técnico con la constructora ICA para el desarrollo de una estrategia de construcción de plantas hidroeléctricas que permitan mejorar el abasto eléctrico nacional como un método limpio y seguro.

En entrevista con El Financiero en el marco del Foro Económico Mundial (WEF) Latinoamérica, Enrique Ochoa Reza, director general de la empresa productiva del Estado, explicó que es importante el modelo de asociaciones público-privadas para las inversiones de generación con tecnologías limpias.

“Es uno de los elementos de la agenda verde de la Comisión Federal de Electricidad. Se ha dicho que azul también es verde, la generación hidroeléctrica es de bajo costo, renovable, constante y es buena para distintas áreas de la economía”, expresó.

Explicó que las oportunidades que da la reforma energética a la CFE son importantes y están muy interesados en escuchar las buenas ideas de otras empresas para generar una agenda que les permita optimizar su parque de generación eléctrica y alcanzar estos objetivos comunes de ganar-ganar.


“Por ejemplo, en México dejamos de utilizar una gran cantidad de combustóleo, si revisamos datos de 2012 y los comparamos con 2014, la CFE redujo en 42 por ciento el consumo de combustóleo, lo cual nos ha permitido reducir en 45 por ciento las emisiones de CO2 por el consumo de este combustible en sólo dos años, y eso se refleja en la reducción de tarifas que pagan todos los mexicanos”, dijo Ochoa Reza.

Comentó que en el sector industrial, si se compara las tarifas que pagaba en mayo de 2014 a lo que paga ahora, su reducción es de entre 23 y 31 por ciento. Para el sector comercial mexicano, contrastando las tarifas, paga entre 10 y 20 por ciento menos y en los hogares de alto consumo la reducción es cercana a 10 por ciento, por lo que se alcanzan objetivos comunes muy interesantes y un beneficio para el medio ambiente.

“Uno de los puntos importantes es el acceso a gas natural. Hace dos años el país tuvo un desabasto de gas natural en el sector industrial y la generación de energía eléctrica, por lo que se usó el combustóleo, pero a partir de la estrategia de suministro de gas natural del presidente Enrique Peña Nieto que encabezó el secretario de energía, Pedro Joaquín Coldwell, llevamos 22 meses sin alertas críticas, o sea tenemos gas natural suficiente para generar electricidad y para consumo industrial”, aseveró el directivo.

La baja en tarifas, añadió, tiene que ver con la reforma energética por dos puntos: el primero es el abasto oportuno por el crecimiento de la infraestructura de gasoductos, pues sin acceso al gas no aprovecharíamos la caída en precios, además de la estrategia de convertir plantas de combustóleo a gas natural. “También hay un proceso de licitación de nuevas plantas de gas natural que ayudarán a la empresa a mejorar su capacidad de generación”, destacó.

importanciahidroelectricas