Economía

Cerdo: el animal del 2017 (y no es el horóscopo chino)

Para terminar con el mito de que la carne de cerdo es transmisora de enfermedades, productores mexicanos se alistan para promocionarla y que los comensales la consuman más en los restaurantes en el 2017.
Valente Villamil
20 diciembre 2016 22:38 Última actualización 21 diciembre 2016 5:0
Carne de cerdo. (Bloomberg)

Una de las limitantes en el consumo de la carne de cerdo es todavía que la mayor parte se sustenta dentro del hogar y está supeditado al tiempo que le dedicamos. (Bloomberg)

Hasta este año la carne de cerdo había sido confinada al final de los menús en los restaurantes mexicanos, si es que se ofrece, pero en 2017 verás más de este alimento.

La Confederación de Porcicultores Mexicanos (Porcimex) trabaja en una estrategia de promoción para mantener el crecimiento del consumo de la carne.

Consiste en contactar directamente a chefs para que incluyan la carne de cerdo nacional en sus platillos, además de continuar con las campañas en las que se desmitifica que esta carne transmita enfermedades, creencia que creció a raíz del brote de influenza porcina de 2009, expuso Alejandro Ramírez, director de la confederación.

Asimismo, Porcimex desarrollará nuevos productos más atractivos al consumidor que hagan que éste opte por la carne de cerdo mexicana sobre la estadounidense, cuyas importaciones han crecido más de dos mil por ciento desde la entrada del TLCAN en 1995.

“Una de las limitantes en el consumo de la carne de cerdo es todavía que la mayor parte se sustenta dentro del hogar y está supeditado al tiempo que le dedicamos. No hay platillos en restaurantes, no ves productos en autoservicios que estén listos para consumirse, es la parte que estamos atacando”, agregó en un encuentro con la prensa.

Con el TLCAN los porcicultores enfrentan la competencia de Estados Unidos, cuyos envíos a México pasaron de 35 mil a casi 800 mil toneladas este año.