Economía

CCE pide tomar acciones contra terrorismo y cambio climático

Ante fenómenos como el terrorismo y el cambio climático, que pueden afectar a México, el país debe dar a la geopolítica atención prioritaria, señaló Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. 
Leticia Hernández
23 noviembre 2015 18:31 Última actualización 23 noviembre 2015 18:55
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (Cuartoscuro/Archivo)

México debe dar a la geopolítica la atención prioritaria, señaló Gerardo Gutiérrez Candiani. (Archivo)

México tiene que asumir un rol proactivo ante los grandes retos internacionales como es el terrorismo y el cambio climático con una postura más comprometida y activa, señala el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y demanda “dar a la geopolítica la atención que reviste”.

Ante fenómenos de esta naturaleza que afectan a México de manera sensible, directa o indirectamente; con daños y costos potenciales derivados de estos fenómenos que crecen de modo acelerado y tocan diversos ámbitos, desde la economía hasta la seguridad nacional y ciudadana, “México debe dar a la geopolítica la atención que revista, como prioridad estratégica del Estado Mexicano”, expone Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE en su comentario semanal.

Al respecto, México ha participado en los últimos fotos internacionales como la Cumbre de la APEC y la del G-20 y en los próximos días intervendrá en COP21 a realizarse en París con la asistencia de 195 delegaciones, 117 jefes de Estado y más de 35 mil asistentes diarios.


En este foro se buscará avanzar en la construcción de acuerdos y soluciones efectivas al cambio climático. México, según estudios, ha sido el país con más incremento de temperatura desde que se tienen mediciones: cerca del doble que en el resto de los países. “Somos altamente vulnerables a fenómenos como huracanes, inundaciones, sequías o enfermedades que aumentan de incidencia ante esos cambios.

La posición geográfica de México con la vecindad con Estados Unidos y la imbricación de la economía con el comercio internacional, obligan a considerar la sensibilidad de nuestro país al terrorismo, tanto a las consecuencias de sus actos como a sus operaciones; adicional a los propios problemas con la delincuencia organizada.

“Tenemos que poner el mayor cuidado posible a la inteligencia y aspectos de seguridad nacional para prevenir y combatir al terrorismo, que pueda usar nuestro territorio como puente. Revisar con objetividad y visión estratégica los riesgos y qué tan preparados estamos en este desafío”, puntualizó el representante de la iniciativa privada.