Economía

CCE pide a gobiernos garantizar y agilizar pago a proveedores

Al tomar protesta como presidente del CCE, Juan Pablo Castañón afirmó que el retraso de pagos a proveedores por parte de los gobiernos federal y estatales ponen en peligro millones de empleos, por lo que demandó garantizarlos y agilizarlos.
Leticia Hernández/ Eduardo Ortega
14 diciembre 2015 23:51 Última actualización 15 diciembre 2015 5:5
Juan Pablo Castañón

El presidente Enrique Peña Nieto, flanqueado por Gerardo Gutiérrez Candiani y Juan Pablo Castañón. (Especial)

La garantía en el pago a proveedores de los gobiernos federal y locales fue una de las demandas al Ejecutivo con las que Juan Pablo Castañón Castañón abrió su periodo de gestión al frente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Es indispensable que todos los contratos de suministros, tanto al gobierno federal como en los locales, sean garantizados y agilizados en sus pagos. Los retrasos e incumplimientos no sólo ponen en riesgo financiero a miles de empresas, ponen en peligro millones de empleos para las familias mexicanas”, advirtió.

Pidió trabajar en un marco normativo con menos burocracia, avanzar en una reforma hacendaria con incentivos para la inversión y que se revise la Ley Electoral para que “regresemos la libertad de expresión a todos los mexicanos por igual”, dijo.

Al tomar protesta como presidente de la máxima cúpula empresarial, definió su agenda en tres grandes dimensiones y al manifestar la disposición del empresariado para invertir sus recursos, solicitó apoyos que faciliten la inversión de largo plazo y la modernización de las empresas.

FOCOS
*El sector privado pide cambios en la ley electoral, para que puedan actuar de nueva cuenta en estos procesos. En 2006 el CCE compró spots para advertir sobre López Obrador.

* Castañón destacó la visión de los fundadores del CCE, quienes han luchado contra las políticas populistas, por más atractivas que parecieran.focos

Además expresó la necesidad del empresariado de aumentar el acceso a capital con financiamiento competitivo para la reconversión industrial y comercial; demandó un marco normativo que se adapte al tamaño de cada empresa, “que permita al sector dedicar más tiempo al trabajo y menos a la burocracia, reduciéndose al mínimo necesario los registros, trámites e inspecciones”, apuntó.

Pidió al presidente Peña Nieto avanzar en una reforma hacendaria que permita garantizar el empleo y la inversión, que contemple programas de incentivos y simplificación y facilite la regularización de las empresas aún en la informalidad.

CLAVE, INNOVACIÓN Y CONOCIMIENTO
Ante la asistencia de líderes políticos, empresariales y gobernadores que atestiguaron el relevo de Gerardo Gutiérrez Candiani en la presidencia en la llamada “cúpula de cúpulas”, el sinaloense indicó que como tercer eje de la agenda del CCE, está facilitar el acceso a la innovación y al conocimiento a los empresarios.

“Nuestro gran reto es construir un entorno que propicie la asociación de las grandes empresas nacionales e internacionales con las Pymes para facilitar su encadenamiento a la estructura de valor en diversos sectores y regiones del país. Es fundamental que las Pymes puedan participar de las oportunidades que vendrán con las reformas y que hemos construido particularmente en energía e infraestructura”.

Castañón exhortó a desarrollar un entorno de confianza en las instituciones, respeto a la ley y sus consecuencias. Advirtió que sin el combate frontal a la impunidad y corrupción “nada será suficiente para la construcción de la patria que logramos”, apuntó.

En tanto el presidente Enrique Peña Nieto aseveró que tanto ciudadanos como gobiernos, en los siguientes años, deben asumir una actitud honesta y comprometida con “una nueva ética” y la vigencia plena del Estado de derecho.

Afirmó que respetar el Estado de derecho es obligación no sólo de los gobiernos, sino también de todos los ciudadanos. Señaló que es necesaria una actitud comprometida con un cambio que impulse el desarrollo del país, el cual dijo, no se construye de arriba a abajo, sino con la participación comprometida de todos.

Consideró que esta actitud debe asumirse no sólo en posiciones de liderazgo, sino también entre agentes sociales, cualquiera que sea la actividad. “Esta es la ruta que queremos trazar hacia los siguientes años: concretar, renovar, consolidar y hacer caminos nuevos hacia aquellos escenarios, sobre todo en aquellos temas en los que todavía tenemos deficiencias y queremos avanzar y tener mayores logros.

“Está, por ejemplo, el que realmente adoptemos una actitud mucho más honesta, comprometida y de actuar con una nueva ética que nos permita realmente asumir nuestras responsabilidades y cumplir a cabalidad con ellas”, dijo.

De acuerdo con el Ejecutivo, gracias a las reformas estructurales, México está mejor preparado para enfrentar escenarios adversos que el mundo está viviendo.