Economía
Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México

Carstens fue muy importante, pero el Banxico va a seguir

El banco central azteca gana credibilidad y mantiene su compromiso de bajar la inflación, expone Manuel Sánchez, integrante de la Junta de Gobierno del Banxico y quien culminará su mandato en unas semanas.
Enrique Quintana
12 diciembre 2016 22:35 Última actualización 13 diciembre 2016 5:0
Manuel Sánchez Subgobernador del Banco de México.

Manuel Sánchez, subgobernador del Banco de México. (Édgar López)

A unas cuantas semanas de concluir su mandato como integrante de la Junta de Gobierno de Banxico, Manuel Sánchez hace una evaluación del banco central, de su gestión en la junta, de la salida de Carstens y de los retos para la institución en entrevista para El Financiero realizada el pasado jueves 8 de diciembre.

___¿Qué cambió en el Banco de México entre 2009, cuando se integró a la Junta y 2016, ahora que está por terminar su mandato?

___El Banxico ha ido evolucionando, haciéndose cada vez más una institución sólida que ha ganado credibilidad en su política monetaria. Eso no comienza con mi llegada ni terminará con mi salida. En ese contexto, puede destacarse en estos años una mayor apertura. Banxico ha publicado una serie de documentos que reflejan una mayor transparencia, en particular las minutas de las reuniones de política monetaria.

La mejor contribución que hace la política monetaria al crecimiento económico es mantener la inflación baja, que se traduce en un ambiente de mayor confianza

También podemos hacer muy bien nuestro trabajo fortaleciendo la institución o hacerlo muy mal, debilitando la institución

Son una pieza de información muy importante que hace más transparentes nuestras propias decisiones y aumentan la efectividad de la política monetaria. La discusión que acompaña la decisión que se muestra en la minuta enriquece la comprensión del público respecto a las razones por la que se toma una u otra decisión.

Otro aspecto es la rendición de cuentas en materia financiera. El Banxico decidió desde hace algunos años publicar los estados financieros completos cada tres meses. Una tercera avenida dentro de esta mayor apertura es el hecho de que ahora los miembros de la Junta —en particular yo— valoramos mucho la posibilidad de comunicar las decisiones de política monetaria y nuestra visión de la economía en diferentes foros.

___¿Qué tan relevantes son los individuos dentro de la Junta de Gobierno del Banxico?

___Me he hecho esta reflexión en las últimas semanas. Yo escuchaba esta frase que tiene mucho de verdad y que dice que nadie es indispensable en las instituciones. Cuando lo he valorado en lo personal, pienso que los que hemos tenido un puesto de responsabilidad, también podemos hacer muy bien nuestro trabajo fortaleciendo la institución o hacerlo muy mal, debilitando la institución. En este otro aspecto, las personas no son irrelevantes. Afortunadamente en el Banxico han habido personas muy competentes y la tendencia ha sido hacia el fortalecimiento.

___¿Cuál fue tu principal aportación a la Junta?

___Es difícil dar una respuesta directa. Lo que busqué es traer mi propia experiencia del sector privado y de la academia, a la discusión de la Junta, que es un órgano colegiado de debate y deliberación, que llega a la mejor decisión posible. Cada integrante trae su aportación para tomar la mejor decisión. Me considero un miembro diferente porque yo no venía del Banxico y espero que esta diferencia haya enriquecido en algo la discusión de la Junta.

___¿Cuál es el reto principal del Banxico hoy en estos tiempos de volatilidad e incertidumbre?

___La volatilidad e incertidumbre sólo han cambiado de cara. Los mercados financieros y las economías han estado enfrentando recurrentes episodios de incertidumbre por diferentes factores, sobre todo después de 2008, como la incertidumbre sobre la normalización de la política monetaria en EU, la situación de China, el Brexit y últimamente el resultado de las elecciones en EU. Esta última es una nueva modalidad de incertidumbre. No la quiero subestimar. Nos ha afectado en las tasas y el tipo de cambio, pero no es una situación completamente nueva. La volatilidad es casi inherente a los mercados financieros. Ahora hay una oportunidad importantísima para que el Banxico reafirme su mandato prioritario, que es mantener la inflación baja. Es un momento muy importante que llama a seguir tomando las medidas para mantener controlada la inflación.

___Controlar la inflación, ¿no tiene costos en materia de crecimiento?

___ Con frecuencia se plantea un falso dilema entre mantener la inflación o favorecer el crecimiento. Creo que la mejor contribución que hace la política monetaria al crecimiento económico es mantener la inflación baja, que se traduce en un ambiente de mayor confianza. En la Junta siempre tomamos en cuenta la fase del ciclo por la que atraviesa la economía. Es un insumo importantísimo en la decisión. Cuando la economía tiene un bajo vigor, es un elemento importante que puede ayudar a predecir las presiones futuras de inflación. Siempre se toma en cuenta el crecimiento económico.

___Entre los analistas se te ha caracterizado como un “hawkish”. ¿Lo eres?

___Esa distinción (hawkish y dovish) que es un poco pictórico o hasta folclórica, tiene más que ver con esta necesidad que tienen algunos comentaristas de predecir cómo va a ser la votación en la Junta, pero la realidad es que, como decía, siempre se toma en cuenta el crecimiento económico. Lo que me parece inadecuada de esa clasificación es que parece sugerir que las personas que se preocupan por la inflación desprecian el crecimiento.

___¿Cómo visualizas al Banxico en la coyuntura del próximo cambio del gobernador Carstens?

___Lo visualizó como la continuación de una institución sólida que funciona muy bien, con una Junta de 5 miembros. Estoy seguro de que el reemplazo será de una persona capaz y calificada. El Banxico tiene una arquitectura institucional muy sólida. Esto no significa que el liderazgo del gobernador Carstens sea irrelevante. Ha sido muy importante su liderazgo y ha contribuido a la credibilidad del Banxico. Lo va a extrañar el Banxico, pero eso no significa que la institución tenga ningún demérito en su funcionamiento y estoy seguro de que el que lo vaya a reemplazar va a hacer un extraordinario trabajo.