Economía

Carga fiscal recae en personas físicas: OCDE

A fin de que los gobiernos cumplan con sus compromisos presupuestales, las personas físicas son las que soportan la presión de la recaudación fiscal, debido a la crisis que padecen las empresas.
Daniel Villegas
03 diciembre 2015 23:1 Última actualización 04 diciembre 2015 9:41
Billetes. Banxico. (Cuartoscuro)

La gran mayoría de las alzas de impuestos vistos desde la crisis han caído en las personas a través del cobro de impuestos. (Cuartoscuro)

La recaudación proveniente de las empresas ha caído desde la crisis económica mundial entre los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), lo que ha generado mayor presión sobre las personas físicas, para asegurar que los gobiernos cumplan con sus compromisos presupuestales.

Según el último informe de estadísticas tributarias del organismo, los ingresos corporativos cayeron dos puntos del PIB entre 2007 a 2014, pero aumentaron los correspondientes a la renta individual y al consumo en 0.2 puntos.

“Los contribuyentes corporativos continúan encontrando maneras de pagar menos, mientras que las personas terminan pagando la cuenta”, dijo Pascal Saint-Amans, director del Centro de la OCDE para la Política y Administración Tributaria.

“La gran mayoría de todas las alzas de impuestos vistos desde la crisis han caído en las personas a través de las cotizaciones sociales más elevadas como impuestos sobre el valor agregado y los impuestos sobre la renta. Esto pone de relieve la urgencia de los esfuerzos para garantizar que las empresas paguen su parte”, indicó.

Destacó que en términos de impuestos a los ingresos el panorama general de los países de la organización registra que se han vuelto más progresivos, donde las personas con mayores ingresos tienden a tener una mayor carga tributaria.

MÉXICO EN EL ÚLTIMO

El informe ubica al país en el último lugar en cuanto a ingresos tributarios como proporción al PIB, pero este indicador registra una leve mejoría en los últimos años, ya que pasó de 17.6 por ciento en 2007 a 19.5 por ciento en 2014.

El nivel más alto lo tiene Dinamarca con una recaudación equivalente al 50.9 por ciento de su PIB, seguido de Francia que logra captar hasta el 45.2 por ciento.

En promedio, entre 2013 y 2014, estos ingresos incrementaron 0.2 puntos del PIB para los países de la organización para llegar a una media de 34.4 por ciento. En contraste en México este porcentaje se redujo 0.2 puntos del PIB en este período.

Los mayores avances los lograron Dinamarca, que aumentó su recaudación en 3.3 puntos del valor total de su economía, seguido de Islandia que avanzó 2.7 puntos.