Economía

Cancelación de Dragon Mart, en respuesta a demanda ciudadana: PRD

La clausura de Dragon Mart fue en respuesta a los reclamos de organizaciones empresariales y sociales, afirmó Miguel Alonso Raya, coordinador del PRD en San Lázaro, quien señaló que desde que fue anunciado el proyecto, su bancada denunció los daños al medio ambiente que conllevaría este proyecto.
Victor Chávez
26 enero 2015 19:44 Última actualización 26 enero 2015 19:44
Dragon Mart

La bancada del PRD denunció los daños que generaría Dragon Mart desde que fue anunciada la obra, afirmó Miguel Alonso. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La cancelación del proyecto comercial y habitacional Dragon Mart, de inversión extranjera y China en Quintana Roo, fue en atención a los reclamos del sector empresarial y comercial del país, así como de diversas organizaciones sociales”, celebró el PRD.

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, reconoció la determinación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ya que dijo que fue su partido y muchas otras organizaciones las que advirtieron del grave daño ambiental que implicaba la construcción de ese proyecto en la zona.

Sostuvo que “de acuerdo con el vocero presidencial, Eduardo Sánchez, Drago Mart, en Quintana Roo, fue clausurado por la Profepa, debido al daño causado al ecosistema y se le impondrá una multa de 22 millones de pesos”.


Autoridades federales anunciaron este lunes que la Profepa clausuró las obras del proyecto Dragon Mart, por daño ambiental en la zona.
Este proyecto contemplaba 722 viviendas, 20 naves comerciales y un total de tres mil locales, en una superficie de 561 hectáreas.

Desde que se dio a conocer el proyecto, la bancada del PRD en la Cámara de Diputados denunció los daños al medio ambiente que implicaría, señaló Alonso Raya.

El coordinador perredista explicó que, en octubre de 2013, la legisladora perredista, Graciela Saldaña Fraire, presentó un acuerdo ante el Pleno de la Cámara de Diputados para exhortar al gobierno federal a atender la petición de los industriales nacionales de abrir una mesa de diálogo.

Esta mesa tenía el fin de evaluar la política comercial del país y establecer medidas para evitar las prácticas desleales que implicaría el proyecto Dragon Mart.

En su momento, también se advirtió que la implementación del proyecto Dragon Mart conllevaría violaciones al programa de ordenamiento local del municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, “destinado a la protección de especies endémicas y nativas, así como a la Norma Oficial Mexicana 059, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) 2010”, agregó.