Economía

Calificadoras ven a Coahuila y Edomex
con finanzas al límite

Calificadoras señalaron que Coahuila y Estado de México, que tendrán elecciones este año, cuentan con finanzas públicas débiles, por lo que este año arrastrarán riesgos financieros causados por un mal manejo del gasto corriente.
Dainzú Patiño
15 febrero 2017 0:42 Última actualización 15 febrero 2017 5:5
ecatepec

El Estado de México enfrenta una previsible baja en la perspectiva actual de la deuda de ‘estable’ a ‘negativa’. (Cuartoscuro)

Coahuila y el Estado de México, celebrarán elecciones este año con finanzas públicas débiles.

Ambos estados arrastrarán riesgos financieros causados por la deuda y un mal manejo del gasto corriente, los cuales incrementarán este 2017, señalaron especialistas.

El caso de Coahuila es el más volátil pues tiene una relación deuda-participaciones de 234.7 por ciento y un posible ‘indicador rojo’ en el sistema de alertas que entrará en vigor este año, que evitaría la emisión de nueva deuda.

Por su alto nivel de endeudamiento (95.5 por ciento de sus ingresos totales) tiene las características propicias para que cuando se aplique el sistema de alertas de la Ley de Disciplina Financiera este año, se le asigne el indicador rojo, explicó Ricardo Gallegos, director ejecutivo senior de Finanzas Públicas de HR Ratings.

FOCOS
Las revisiones. Fitch puede revisar la calificación de Coahuila a partir del 22 de febrero. La del Estado de México a partir del 15 de julio y la de Nayarit a partir del 3 de junio.

Mejoras. Coahuila y el Edomex mejoraron sus calificaciones crediticias en el primer año del mandato actual, respecto a cómo las recibieron de la administración anterior.


Con ello, Coahuila tendría que renegociar su capacidad de endeudamiento, es decir que ésta bajaría o de acuerdo con los términos que se implementen, no podrá solicitar más deuda, salvo con el aval del gobierno federal, agregó.

En consecuencia, tendría que hacer ajustes a su economía mientras sortea con el proceso electoral de junio. “Para Coahuila el reto es su nivel de apalancamiento; es un claro ejemplo de por qué se aplicó la Ley de Disciplina Financiera. Sus métricas importantes son buenas, a pesar de un nivel de apalancamiento alto. Pero en términos de desarrollo económico e industrial, su velocidad ya no es la misma de hace algunos años”, dijo Gallegos.

RETOS EN EL EDOMEX

Por su parte, el Estado de México enfrenta una previsible baja en la perspectiva actual de la deuda de ‘estable’ a ‘negativa’ por parte de calificadoras, ante su desbordante gasto corriente como relación al ingreso fiscal.

La entidad mexiquense, si bien no tiene un nivel alto de deuda con respecto a sus ingresos totales — 22 por ciento—, corre el riesgo de que le bajen su perspectiva crediticia a ‘negativa’ si el nivel de su gasto corriente y transferencias no etiquetadas continúa siendo superior a sus ingresos fiscales ordinarios, refirió Fitch Ratings en la última revisión a la entidad hecha el año pasado.

“Para mantener su perspectiva crediticia estable, la entidad tendría que mantener controlado el nivel de gasto operacional y aumentar ingresos disponibles por medio de la recaudación local, para que la utilidad financiera no se vea deteriorada y por lo tanto no se afecte la sostenibilidad de la deuda”, dijo Alberto Hernández, socio de Fitch Ratings.

En tanto, Manuel Kinto socio de esta firma, explicó que cuando bajan las perspectivas crediticias, la adquisición de deuda se encarece.
“Hemos observado que cuando hay elecciones, hay incremento en el gasto operacional. También puede haber menores niveles de toma de deuda, en algunos casos incrementos en los pasivos no bancarios, es decir con proveedores y acreedores”, explicó Hernández.

Nayarit, que también tendrá elecciones en 2017, tiene un pasivo circulante elevado y creciente, aunado a una liquidez limitada y un indicador de sostenibilidad alto que limita la capacidad de realizar inversión con recursos estatales.

Además, enfrenta una proporción baja de ingresos propios a totales y una relación deuda-participaciones de 95.5 por ciento, superior al promedio nacional de 81.4 por ciento. Otra limitante es la suficiencia de su sistema de pensiones.

REDUCEN DEUDA

Las administraciones salientes de las tres entidades redujeron la deuda con relación a las participaciones y PIB estatal respecto a los gobiernos anteriores (2005-2011), según datos de Hacienda.

La deuda respecto a las participaciones bajó en Coahuila de 315.8 a 234.7 por ciento de 2011 y a septiembre de 2016; en el Edomex de 64 por ciento a 49 por ciento y en Nayarit de 116 por ciento a 95 por ciento en ese lapso.

“economia”
Todas las notas ECONOMÍA
Unaq, la universidad que 'ha hecho la diferencia' en Querétaro
La Unaq va por mayor presencia en el extranjero
Reducción de ISR en EU afectaría la competitividad… de México
Proponen cambios a la ‘Ley Fintech’
Preocupa falta de control de remanente
Tu cerveza y tus cigarros le dan ingresos ‘récord’ al gobierno
Ingresos por comisiones por Afores alcanzan récord
México le gana a EU en un ranking de la OCDE
Empresas evitan crédito de la banca
México ya juega a la ofensiva en el TLCAN, dice IP
Banxico ve ‘leve’ presión del salario en inflación
Tamaulipas se prepara para inversiones en el sector energético
SCT habilitará telefonía e internet a afectados por sismo en Chiapas y Oaxaca
¿Qué pasa si no hay nuevo gobernador en Banxico antes del 1 de diciembre?
Automotrices de México y Canadá 'cierran filas' ante propuesta de EU: AMIA
Oaxaca destina inversión de mil mdp para reconstruir red carretera
Aquí es donde las tienditas son las 'reinas' y no los centros comerciales
7 capítulos del TLCAN están casi cerrados, asegura Guajardo
Aumento salarial de 10%, un paso importante: SHCP
Banxico revisa a la baja previsión de crecimiento económico para 2017
Inflación fluctuará objetivo en 2019: Banxico
Conoce los nuevos plazos para cumplir con la factura electrónica 3.3
Este 'tsunami' podría cuadriplicar el precio del oro en 5 años
Bajar ISR en México eliminaría superávit fiscal primario en 2018: BBVA
Caída en obras públicas arrastra a sector construcción a su mayor declive en 8 años