Economía

Cae 5% consumo de gas LP en México mientras aumenta el de leña

El consumo de leña pasó de 36.5% a 39.3% del 2002 al 2014 pese a las implicaciones a la salud, de acuerdo con cifras de la Comisión Reguladora de Energía.
Sergio Meana
15 junio 2015 10:34 Última actualización 15 junio 2015 12:56
gas LP (Cuartoscuro/Archivo)

gas LP (Cuartoscuro/Archivo)

El consumo de leña en los hogares mexicanos creció de 36.5 por ciento en 2002 a 39.3 por ciento en 2014, una alza de 2.8 por ciento.

En cambio el consumo de gas LP en los hogares pasó de 58.4 a 53.6 por ciento, una caída de 4.8 por ciento.

El gas natural también aportó a que se consumiera menos gas L.P en los últimos 10 años pues antes de todos los combustibles en casas se utilizaba una proporción de 5.1 por ciento de gas natural y ahora pasó a 7.1 por ciento en el mismo periodo, 2002-2014.

Octavio Perez Salazar, Presidente de la Asociación Mexicana de Gas Licuado y Empresas Conexas A.C. (Amexgas), atribuyó el fenómeno principalmente a las políticas de precios del gas L.P dado que ante incrementos en este combustible la gente pasa directamente a consumir leña.

Hay dos implicaciones de estos datos: una para las ventas de Pemex y la finanzas públicas y una segunda para la población.

Para la petrolera nacional se dejaron de vender 12.1 por ciento de las ventas de 2013 o 86 mil 702 toneladas, casi 725 millones de pesos al mes.

Derivado de ello la Secretaria de Hacienda y Crédito Público dejo de recaudar 116 millones de pesos mensuales por este concepto.

Para la población en general el consumo de leña sí implica riesgos a la salud, dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula 4.3 millones de muertes prematuras por emisiones de combustibles sólidos y en México ocurren 33 mil 200 fallecimientos por las emisiones del consumo de leña.

Si todos ellos acudieran a atenderse tendría un costo de mil 246 millones de pesos anuales para el sistema de salud.

En trámite está un programa de subsidios focalizados para el Gas LP, mismo que la Amexgas espera que este listo para el presupuesto de 2016, por lo que se tendrá que presentar a más tardar en los primeros días de septiembre.

Sin tener claro cuanto será el monto ni el objetivo de la población a subsidiar Perez Salazar estima que un buen monto sería apoyar a 2 millones de núcleos familiares que consumen entre 5 y 10 kilos al mes, lo que significa 196 millones de pesos mensuales y 2 mil 300 millones de pesos para el Estado.