Economía

Cadereyta tiene combustible hasta el fin de semana

La refinería de Cadereyta tiene detenida su producción debido a la falta de agua en río Ramos, por lo que mantiene el suministro con el combustible almacenado.
Sergio Meana | Valente Villamil
20 julio 2016 17:59 Última actualización 21 julio 2016 8:23
Refmex

OBJETIVO. El plan Refmex es construir seis refinerías modulares en el país, una de ellas ubicada en Cadereyta, Nuevo León.

La refinería de Cadereyta en Nuevo León -que paró operaciones el martes pasado debido al desabasto de agua proveniente del río Ramos- tendría inventarios de combustibles que durarán para satisfacer la demanda de sus consumidores hasta el fin de semana, informó Pemex.

De momento, este complejo que abastece de gasolinas y petrolíferos a los estados de Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y parcialmente a Tamaulipas, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí tiene detenida su producción, por lo que mantiene el suministro en la zona con los combustibles que habría almacenado.

“Si se llegase a dar el caso de que no arrancara nuevamente la planta, entonces ya está planeado incrementar las importaciones y utilizar en mayor medida la refinería de Madero el lunes”, indicó una fuente de Pemex.

EL FINANCIERO publicó este miércoles que el paro de la refinería se debe a la falta de agua que abastece a las calderas de la fábrica, proveniente del río Ramos.

La empresa productiva del Estado espera que esta misma semana se reactive el abasto de agua, dado que de momento se trabaja en incrementar la presión del río o en fuentes alternativas de suministro, las cuales no fueron detalladas.

Si bien la petrolera nacional prevé que esta semana se reactive la operación, personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Nuevo León confirmó que el nivel de agua del río Ramos se encuentra en estado crítico, al igual que todos los ríos de la entidad, debido a las escasas lluvias registradas.

“Está a mucho más abajo de la mitad. Casi, casi está a un punto que le decimos estiaje o cuando ya está el nivel más bajo”, explicó Miguel Ángel Torres, del área técnica de la Conagua en Nuevo León.

Actualmente, el río Ramos, ubicado en Allende, Nuevo León, registra niveles bajos de agua según las autoridades consultadas por El Financiero.

“Medidas exactas no tenemos, pero hacia la sierra están los niveles más bajos y hacia abajo está más estancada el agua”, dijo Heriberto Porras, de Protección Civil de dicho municipio. “Está muy bajo el nivel. Ahora está un poco más bajo (que antes), a más de la mitad”, dijo.

La refinería aporta el 19 por ciento de la producción nacional de gasolinas y 16 por ciento del total de petrolíferos como diésel y turbosina.

Una fuente de la petrolera reveló que el cierre ocurrió desde el martes en la madrugada, porque el nivel ya estaba muy bajo y no era suficiente para trabajar en las calderas y se decidió por seguridad cerrar las plantas hidrodesulfuradoras, parar la refinería y con ello frenar la producción.

: