Economía

Buen Fin, paliativo para
el débil mercado interno

Aunque la edición de este año del Buen Fin se prevé que deje ventas cercanas a los mil 200 millones de pesos, este programa
no ha generado los resultados esperados en las ventas ni en su impacto sobre la actividad económica del país.
Isabel Becerril/Héctor Chávez
14 noviembre 2014 0:26 Última actualización 14 noviembre 2014 5:5
Etiquetas
Buen Fin

Los electrodomésticos son los productos con mayor nivel de ventas durante el Buen Fin. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Considerado como un producto en proceso de maduración, el Programa del Buen Fin cumplirá sus cuatro años de existir en medio de una desaceleración económica en el país, sin los resultados esperados en las ventas ni en su impacto sobre la actividad económica.

Es un hecho que el programa le ha dado un mayor dinamismo a la actividad comercial en noviembre, sin embargo ha deprimido las compras de fin de año, lo cual implica que parte del gasto decembrino sólo se adelantó.

Las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), crecieron en promedio 1.5 por ciento en octubre, 8.4 por ciento en noviembre y 1.8 por ciento en diciembre, en las tres ediciones anteriores del Buen Fin. En los tres años previos el crecimiento fue de 3.9, 2.1 y 2 por ciento, respectivamente.


Para el sector privado este mini pastel tiene como aderezo las amenazas de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), de sancionar a los negocios que incumplan con las ofertas pactadas, lo que ha intimidado a muchos comerciantes que se “subirán al carro” del Buen Fin, pero sin registrarse formalmente.

Pese a todo, la expectativa de facturación entre el 14 y 17 de noviembre rebasará las ediciones anteriores en alrededor de 15 por ciento, por lo que se espera un monto de ventas de alrededor de 200 mil millones de pesos y los productos que seguirán en el Top Ten de mayor demanda serán los aparatos eléctricos y electrónicos.

Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servitur), sostuvo que el Buen Fin aún es un “bebé”, por lo que todavía tiene que ser arropado por el gobierno federal y el sector privado, “pero en un momento dado tendrá que soltarse para que cohabite solo, como lo hacen los días de la madre, el padre, el niño o los de Navidad”.

Señaló que este mecanismo va por buen camino y está creciendo, “por lo que estimamos que en unos cinco años ya tendrá la madurez necesaria para que camine sin ninguna ayuda”.

Precisó que en esta cuarta edición del Buen Fin se contemplan buenos descuentos, pero no de 50 o 60 por ciento en forma generalizada, “porque estaríamos asaltando los márgenes naturales que son de 12 ó 20 por ciento”.

Explicó que cuando se realizan ofertas de 50 o 60 por ciento, se hablan de saldos o productos ya obsoletos, es decir, cosas que ya tiene un valor de recuperación que se dan por debajo de la contabilidad a precio excepcionales, incluso por abajo del costo.

SACAN INVENTARIOS

Raúl Picard del Prado, presidente de la Comisión de Comercio Interior de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), indicó que a los empresarios se les presenta en estos días de Buen Fin la oportunidad de sacar inventarios de diversos productos que no tuvieron movimiento en todo el año, a través de “jugosas ofertas en precios”.

Sin embargo, aclaró que no todos los productos que se ofrecerán en esta temporada serán lo que se quedaron rezagados en bodegas, sino que muchos industriales se prepararon desde hace un año para sacar nuevos productos.

Con la participación de más de cien mil negocios, se estima que las ventas con el Buen Fin 2014 dejarán una derrama superior a los 25 mil millones de pesos en la capital del país, estimó Gerardo López Becerra, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

Haz clic en la imagen para ampliarla

En la edición anterior del programa la mitad de las ofertas se concentraron en servicios, ropa, hogar, decoración, muebles y electrodomésticos.