Economía
entrevista
Mario Sánchez Ruiz, Presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados

Buen Fin cumple a medias en empleo, reconocen

Para Mario Sánchez Ruiz, el Buen Fin no ha cumplido por completo los objetivos para los que fue creado, puesto que aunque ha impulsado el mercado interno, no ha evitado los despidos en el último mes del año, en el cual se reporta la pérdida de hasta 400 mil empleos.
Isabel Becerril
14 octubre 2014 0:44 Última actualización 14 octubre 2014 5:5
Mario Sánchez

El Buen Fin ha permitido que personas de escasos recursos tengan acceso a productos de calidad y de buen precio, señaló el diputado Sánchez Ruiz. (Braulio Tenorio)

CIUDAD DE MÉXICO.- El programa del Buen Fin no ha cumplido uno de los objetivos por el cual fue creado: frenar el despido masivo de trabajadores que se presenta en diciembre de cada año.

Mario Sánchez Ruiz, presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, quién fue presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y desde esta trinchera ideó el programa junto con el gobierno federal en 2011, apuntó que la iniciativa tenía dos objetivos: la reanimación del mercado interno y evitar que se perdieran empleos en el último mes del año.

A un mes de que arranque el fin del semana de las “compras” por el Buen Fin, dijo: “quizás ya no los 350 mil empleos pero sí que fueran menos los empleos perdidos, es decir no ha tenido el impacto que esperábamos en este renglón, por eso creo que este programa no sólo debe permanecer, sino debe mejorarse con el afán de que esa caída de diciembre se pueda revertir de manera sustancial”.

Sin embargo, señaló que lo que se refiere al impulso al mercado interno, el Buen Fin ha superado las metas y le ha permitido a la gente de escasos recursos tener acceso a productos duraderos de calidad y a buenos precios.

Ahora que el programa se realizará por cuarta vez, del 14 al 17 de noviembre, hay que estar atentos a lo que pasa en la frontera norte del país, por la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento en las compras de los productos, “hay que ver qué efectos tiene en los resultados del Buen Fin con el aumento del gravamen en esta zona, nosotros esperaríamos que no suceda nada”.

___ Ya vamos en la cuarta edición del Buen Fin, ¿este programa habría que perfeccionarlo para que cumpliera los dos objetivos por los que fue creado?
___ Sí, no se ha conseguido el impacto que se hubiera deseado cuando se diseñó el programa, sin embargo, estamos mejor que antes de tenerlo. El ingrediente nuevo que yo añadiría a este plan es la venta de productos insignia de México como el tequila, esto para impulsar las ventas entre los extranjeros, que estos vengan a comprar esos productos en los días del Buen Fin.

___ ¿Cómo harían esta estrategia?
___ Ofreciendo descuentos muy atractivos en todos esos productos insignia por los que México es reconocido en el mundo y así hasta empresas establecidas en el exterior podrían surtirse esos días y nuestro Buen Fin sería no sólo un plan local sino también internacional.

___ ¿Por qué surgió la idea de crear este programa?
___ Porque el país venía de la crisis más grande que nos ha tocado vivir, arriba del 7.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) cayó en 2009, y a eso le sumamos la influenza y el que nuestro principal motor exportador, que es Estados Unidos, estaba cayendo en una crisis peor que la nuestra.

Otro elemento más que se planteaba en esta iniciativa fue que normalmente en diciembre si vemos las estadísticas de generación de empleo, de enero a noviembre van más o menos bien, pero cada diciembre hay una pérdida de entre 300 y 400 mil empleos, pero decíamos que necesitamos hacer para que el empleo que tanto batallamos durante el año en crear o conservar no se nos caiga y por eso platicamos con todos los actores de la economía y la conclusión fue que en los sectores donde más despidos de personal se registran en ese mes es en la construcción y en industria, en ese orden y que había que hacer algo en este sentido.

___ ¿Cuál fue la postura de los empresarios y comerciantes ante la propuesta de crear el programa?
___ Se hicieron muchas pláticas y no fue fácil, había mucha oposición y hoy las cosas están a favor. Se argumentaba que se iba a endeudar más a la gente, se adelantarían las compras de diciembre, los industriales advertían que el comercio le exigiría más descuentos a la industria, lo que les perjudicaría; pero nosotros veíamos que teníamos que hacer un esfuerzo y observábamos que si en Estados Unidos funcionaba el llamado ‘Viernes Negro’, no tenía porque no ser así aquí, además en el vecino del norte ya estaba demostrado que las ventas de la Navidad no se retraían a pesar del plan de rebajas de noviembre.

Los más entusiastas fueron los banqueros que desde el primer momento se comprometieron a otorgar facilidades a los consumidores para comprar y desde ese momento dijeron estar dispuestos a dar meses sin intereses para que la gente se animara a usar sus tarjetas; los socios de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) dijeron que ellos se encargaban de dar los descuentos, y el Consejo de la Comunicación fue parte fundamental para hacer llegar el mensaje de una manera masiva y la gente entendiera de qué se trataba, fue complejo, en tanto por parte del gobierno contábamos no sólo con un apoyo decidido sino que nos impulsaba para que se diera.

___ ¿En esta negociación para la realización del Buen Fin, a qué no pudieron llegar de acuerdo los actores económicos?
___Bueno se hablaba de que las empresas adelantaran los aguinaldos, al menos la mitad, pero no se logró, porque además otras de las inquietudes de muchos era que si se adelantaba el aguinaldo, en diciembre no habría dinero; lo que nosotros decíamos era adelantemos la mitad del aguinaldo. Pero bueno toda iniciativa que tiene ese alcance tuvo sus complicaciones para arrancar.

___Si había mucha oposición para la realización de este plan, ¿cómo fue que lo sacaron adelante?
___Sí, como había tantas inquietudes y oposiciones, lo que dijimos fue tenemos que sacar adelante el programa, entonces el que esté listo y lo quiera, adelante, porque este no es un mecanismos obligatorio y de hecho sigue en esa línea, y se han sumado negocios porque ven que es un beneficio para todos y ha demostrado su éxito, que muchas casas comerciales lo prolongan uno o dos meses.

___¿Siempre se pensó en que se llamaría así?
___El concepto hasta la palabra de cómo podríamos poner tuvo sus implicaciones, hubo muchos nombres y el del Buen Fin fue el que tuvo más críticas por los que estuvieron en la mesa de negociación, porque el nombre es una expresión muy del Distrito Federal, porque en otras zonas del país se dice: que te la pases padre el fin de semana, sin embargo los expertos del Consejo de la Comunicación nos dijeron por qué y las razones de que se llamara así y pues se quedó así.

___Pero ya empieza a ver problemas en ese sentido, porque dice que no debería usarse el nombre del Buen Fin una vez que ya pasaron los días de su realización, además que ya es una marca registrada…
___Habrá que tomar las medidas adecuadas y a lo mejor que le cambien el nombre a sus campañas de rebajas, pero eso demuestra de que la marca ya pegó y que la gente la está utilizando y cuando alguien copia algo, pues que malo porque se está utilizando una marca, pero a fin de cuentas demuestra que algo hiciste bien; el Comité que está a cargo de su realización tendrá que buscar que esas cadenas comerciales que lo están utilizando ya no lo hagan.

___¿Se ha planteado hacer otra etapa del Buen Fin, quizás en mayo, junio? ¿Podría darse?
___Bueno primero hay que irnos adaptando para tener mejores condiciones, se planteó después del primer Buen Fin tan exitoso el por qué no otro intermedio, pero de hecho lo están haciendo las empresas, porque después de que pasa el programa hay empresas que lo prolongan.

En el vecino del norte ya estaba demostrado que las ventas de la Navidad no se retraían a pesar del plan de rebajas de noviembre