Economía

Brexit, un impuesto con alto costo económico sin sus beneficios: OCDE

José Angel Gurría, secretario general de la OCDE, apuntó que los estimados de la OCDE sobre el impacto del Brexit se enfocan en los efectos futuros, entre los que se ubica el “Impuesto Brexit”, que será de 3,200 dólares por hogar británico para el 2020.
Leticia Hernández
27 abril 2016 15:29 Última actualización 27 abril 2016 15:47
Big ben reino unido. (Bloomberg)

Big ben reino unido. (Bloomberg)

Una salida del Reino Unido de la Unión Europea tendría un costo para los hogares británicos de dos mil 200 libras hacia el año 2020, cerca de tres mil 200 dólares, con efectos colaterales para los países miembros y para la mismaOrganización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señaló José Angel Gurría, secretario general de la organización.

“El Reino Unido es mucho más fuerte como parte de Europa y Europa es mucho más fuerte con el Reino Unido como fuerza motora” dijo Gurría al presentar el reporte desarrollado sobre el impacto económico del Brexit.

Calificó a la decisión como un gravamen que deberán de pagar los ciudadanos pero sin recibir los beneficios en menores servicios.

“Es una carga impositiva porque podría actuar más bien como un impuesto, golpear el bienestar y los bolsillos de los ciudadanos y a diferencia de la mayoría de los impuestos, éste no va a a financiar la prestación de servicios públicos o cerrar la brecha fiscal. El impuesto Brexit sería una pérdida de eficiencia pura, un gasto soportado sin ningún beneficio económico”, advirtió en su discurso en la London School of Economics (LSE).

De darse la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se perderá el acceso a 53 mercados y mientras se negocian nuevos acuerdos con cada uno de los países de forma individual; la OCDE considera que el “Impuesto Brexit” será de 2 mil 200 libras por hogar para el 2020, cerca de 3 mil 200 dólares estadounidenses.

De largo plazo, en un escenario del Brexit, el Producto Interno Bruto (PIB), por hogar en 2030 podría rondar de un mínimo de 3 mil 200 libras a un máximo de 5 mil libras en el caso más pesimista, señala el reporte presentado en Londres este miércoles.

Gurría señaló que los estimados de la OCDE sobre el impacto del Brexit se enfocan exclusivamente en los efectos futuros, aunque dijo que ya se están dando los primeros pagos del “Impuesto Brexit”.

El último dato sobre el crecimiento del PIB fue el más bajo desde 2012, reflejo del debilitamiento de la inversión empresarial una vez que ganó prominencia el tema del Brexit. Los costos también pueden ser vistos en los mercados financieros como se observa en el debilitamiento de la libra esterlina desde el otoño pasado frente al euro y el dólar estadounidense.

El Reino Unido se unió a la Unión Europea en 1973, y desde esa fecha se ha duplicado su PIB per cápita. “La evidencia en las últimas cuatro décadas sugiere que, lejos de haber frenado el crecimiento, el aprovechamiento del potencial del mercado europeo mejoró el nivel de vida.

“Ciertamente nadie podría decir que la unión Europea es un producto terminado”, dijo y advirtió que hasta la misma unidad del Reino Unido se podría ver en riesgo ante el deseo expresado de Escocia de permanecer en la unión.

Acusó al referéndum que se llevará a cabo en el Reino Unido el 23 de junio próximo con la pregunta ¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonarla? de agobiante en el sentido de que sus consecuencias son complejas y permanentes, no sólo para el Reino Unido, sino también para el resto de la Unión Europea e incluso más allá. “La responsabilidad transmitida a los votantes británicos es muy grave. Será un acto de responsabilidad intergeneracional”, puntualizó.

: