Economía

Brexit podría provocar solo un alza y fuerte de tasas de Banxico

Banxico necesita defender al peso de un debilitamiento excesivo, además de enviar una señal clara a los inversionistas de que las autoridades tienen el compromiso de estabilizar los mercados financieros, según Bloomberg.
Bloomberg
29 junio 2016 12:34 Última actualización 29 junio 2016 13:32
peso banxico me

(Especial)

Es probable que Banco de México (Banxico) tenga que aumentar sus tasas este 30 de junio en un movimiento de una sola vez para detener la depreciación del peso y asegurar la estabilidad financiera después de la decisión del Reino Unido de dejar la Unión Europea.

El uso de los costos de endeudamiento (tasas de interés) para contrarrestar el ataque al peso no es probablemente una decisión fácil ya que el crecimiento se desacelera más de lo pronosticado y la inflación se mantiene dentro del objetivo.

Los mercados de futuros también muestran que la próxima alza ocurrirá aproximadamente en dos años, y al mismo tiempo reducen la influencia de tasas más altas en México sobre la economía.

Aun así, Banxico necesita un alza para defender al peso de un debilitamiento excesivo, y al mismo tiempo enviar una señal clara del compromiso (de las autoridades) por estabilizar los mercados financieros y de allanar cualquier volatilidad causada por salidas de capitales desordenadas.

Las expectativas del mercado sobre la orientación de la política del banco central de México cambiaron rápidamente después de la votación del Brexit el pasado 23 de junio.

Antes de la votación, las expectativas de los operadores de swaps de tasas estaban divididas sobre si el banco central mantendría sus tasas sin cambios. Ahora, están valorando en casi 40 puntos básicos el aumento para este jueves.

Los economistas encuestados por Bloomberg también pronostican que el banco central utilizará la política de tasas para mantener el peso a flote, que cayó 3.7 por ciento del primero al 27 de junio, el tercer peor rendimiento después del peso argentino y la libra esterlina entre las 31 monedas más cotizadas monitoreadas por Bloomberg.

Cuatro de los 19 economistas encuestados prevén que las tasas de interés suban hasta 4.25 por ciento desde 3.75. Ocho predicen un aumento al 4.0 por ciento, y el resto pronostican que la política de tasas se mantendrá sin cambios.

Este movimiento podría ayudar a atraer a los inversionistas extranjeros para que mantengan sus inversiones en este país.

Los extranjeros tienen una tenencia alrededor del 59 por ciento de los bonos a tasa fija del gobierno mexicano denominados en pesos desde principios de 2015.

Ya sea un aumento de 25 o 50 puntos base, es probable que los inversionistas lo vean como un movimiento aislado en respuesta a las contingencias internacionales, que como el inicio del ciclo de alzas.

De hecho, después de una venta masiva inicial y ajustes de precios que incorporen incertidumbres potenciales alrededor de Europa, las autoridades monetarias mexicanas podrían revertir su modo normal de toma de decisiones, es decir, ajuste de tasas en línea con los movimientos de la Fed.

Esto podría significar una larga pausa más adelante.