Economía

Brexit pesará sobre la economía global: OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo redujo su pronóstico de crecimiento económico mundial en 2016, pese a ello, el organismo se muestra optimista por las perspectivas en el mercado petrolero en 2017. 
Reuters
12 julio 2016 8:16 Última actualización 12 julio 2016 8:16
petróleo

En su primer pronóstico para el 2017, la OPEP estimó que la demanda petrolera mundial aumentará en 1.15 millones de barriles por día (bpd) el próximo año. (Bloomberg)

LONDRES.- La OPEP se mostró optimista este martes en torno a las perspectivas para el mercado petrolero en 2017, al sostener en su reporte mensual que la demanda global por su crudo sería más alta que su producción actual y que el exceso de inventarios disminuiría.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo, no obstante, su pronóstico para el crecimiento económico mundial en 2016 por la creciente incertidumbre tras la decisión de Reino Unido de separarse de la Unión Europea, y dijo que el ritmo de expansión de la demanda de crudo se ralentizaría levemente el próximo año.

"Después del referendo sobre la salida de Reino Unido de la UE, la incertidumbre económica ha aumentado", dijo la OPEP en el informe.

Potenciales efectos negativos han alentado una revisión bajista del crecimiento económico global en 2016 a 3.0 por ciento desde 3.1 por ciento, agregó el cártel.

Otros organismos, entre ellos el Fondo Monetario Internacional (FMI), han reducido sus perspectivas para el crecimiento económico tras el referendo británico.

La preocupación por el impacto económico del Brexit ha presionado los precios del crudo, que se han alejado de máximos en 2016 de casi 53 dólares a inicios de junio y actualmente operan en 47 dólares por barril.

En su primer pronóstico para el 2017, la OPEP estimó que la demanda petrolera mundial aumentará en 1.15 millones de barriles por día (bpd) el próximo año. La cifra marca una ligera desaceleración respecto al incremento de 1.19 millones de bpd en 2016.

Los precios del crudo han perdido un 50 por ciento desde el 2014. El desplome se agudizó cuando la OPEP se rehusó a fines de ese año a reducir la producción para apuntalar los valores, con la expectativa de que un petróleo más barato reduzca los suministros rivales como el crudo de esquisto de Estados Unidos.

Pese al Brexit, las perspectivas de la OPEP para el mercado en 2017 sugieren que la estrategia está funcionando. El organismo espera que los suministros en países fuera del grupo caigan aún más y que la demanda de su crudo aumente, inclinando al mercado global a un ligero déficit.

"La contracción vista este año en los suministros de países fuera de la OPEP continuaría en 2017, aunque a un ritmo menor", dijo la OPEP. "Las condiciones del mercado ayudarán a reducir el exceso en las existencias de crudo en 2017", agregó.

: