Economía

Brasil podría tener nuevos recortes a su presupuesto: Levy

Joachim Levy, ministro de Hacienda de Brasil, indicó que es probable que el gobierno brasileño continúe con los ajustes a
su presupuesto ante una baja en la recaudación fiscal.
Reuters
21 julio 2015 17:10 Última actualización 21 julio 2015 17:10
Brasil

El gobierno brasileño podría enfrentar nuevos recortes en su presupuesto, advirtió Joachim Levy. (Bloomberg)

BRASILIA.- El gobierno de Brasil podría realizar recortes adicionales al presupuesto para fortalecer sus finanzas tras una fuerte caída en los ingresos impositivos, dijo el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, quien no descartó la posibilidad de bajar las metas fiscales.

Levy aprovechó una pausa en las conversaciones del gobierno sobre el tema para asegurar a los inversores que la austeridad está garantizada incluso si se modifica el objetivo fiscal.

El saldo primario, que es lo que ahorra el gobierno antes de pagos de intereses, es visto como un indicador importante de su capacidad para honrar las obligaciones de deuda.

"El gobierno está totalmente consciente de que un cambio en la meta no es el fin en el proceso de ajuste fiscal. Todo lo contrario, significa que hay que seguir con el ajuste, sostuvo el funcionario ante periodistas en el Ministerio de Hacienda en Brasilia, en una inusual reunión informativa.




Una baja en la recaudación fiscal y la resistencia política a los recortes presupuestarios complicaron los esfuerzos de la presidenta Dilma Rousseff para apuntalar las cuentas públicas y salvar la nota de grado de inversión de Brasil.

Levy destacó que el gobierno está discutiendo la posibilidad de revisar la meta de un 1.1 por ciento del Producto Interno Bruto. Se espera que se tome una decisión el miércoles, cuando el gobierno dé a conocer su reporte fiscal quincenal.

"Ese informe reflejará nuestra realidad", dijo Levy. "Estoy diciendo que la situación ha cambiado, lo que significa que debemos responder con vigor y realismo".

El gobierno considera aplicar recortes de gastos adicionales por encima de los 70 mil millones de reales (22 mil 080 millones de dólares) anunciados este año, declaró.

Por otra parte, reconoció que hay espacio para hacer recortes extras en renglones del presupuesto que no son obligatorios.