Economía

BofA reduce pronóstico de crecimiento de México para 2016

Bank of America ajustó su previsión de crecimiento para la economía mexicana porque espera una débil demanda externa en el país. 
Redacción
04 agosto 2016 11:59 Última actualización 04 agosto 2016 13:25
CDMX

El ajuste de la estimación de BofA lo pone en línea con otras dos instituciones encuestadas por Reuters, el banco local Base y el británico Barclays. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Bank of America redujo su pronóstico para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México en 2016 a un 1.9 por ciento, desde una estimación previa de 2.3 por ciento, porque espera una débil demanda externa y políticas monetarias y fiscales de menor apoyo, según un reporte divulgado este jueves.

"Reducimos nuestra perspectiva de crecimiento en parte para reflejar la desaceleración que ya ha ocurrido, pero también para reflejar que seguimos esperando una actividad económica débil", dijo el economista en jefe para México, Carlos Capistrán, en el reporte.

BofA destacó que el sector de servicios ha empezado a desacelerarse marginalmente, tras varios meses de fortaleza que compensaron la debilidad de la industria orientada a la exportación, y que todos los componentes de la demanda están contrayéndose o han perdido ritmo considerablemente.

La rama industrial ha mostrado un desempeño débil golpeada permanentemente por la baja en la producción petrolera y las afectaciones a la producción manufacturera por una menor demanda externa.

“En México, la industria precede a los servicios, y la divergencia ha empezado a cerrarse con los servicios desacelerándose marginalmente”, alertó en el reporte.

“Del lado de la demanda, todos los componentes están contrayéndose o se han desacelerado considerablemente. El consumo se ha estancado, las inversiones van a la baja, y el gasto de gobierno y las exportaciones están contrayéndose”.

El economista en jefe para México, Carlos Capistrán, dijo en el reporte que "reducimos nuestra perspectiva de crecimiento en parte para reflejar la desaceleración que ya ha ocurrido, pero también para reflejar que seguimos esperando una actividad económica débil".

BofA advirtió también que “menor crecimiento limita el espacio del Banco de México para aumentar sus tasas”.

Sin embargo, la perspectiva hacia 2017 también fue ajustada a la baja por el banco, ahora se espera un crecimiento económico de 2.1 por ciento para el próximo año, desde un pronóstico anterior de 2.3 por ciento.

“El crecimiento del PIB se desaceleró en el primer semestre del año a 2.3 por ciento de 2.5 por ciento en 2015. Del lado de la oferta ha habido una clara divergencia entre los servicios y la industria por algún tiempo”, explicó. 

El ajuste de la estimación de BofA lo pone en línea con otras dos instituciones encuestadas por Reuters, el banco local Base y el británico Barclays, que también esperan que la economía de México, la segunda de América Latina, crezca un 1.9 por ciento este año.

El Gobierno de México pronostica un rango de expansión para el PIB en 2016 de entre 2.2 y 3.2 por ciento.

Con información de Thamara Martínez y Reuters. 

: