Economía

BofA mejora pronóstico de crecimiento de México

Bank of America Merrill Lynch destacó que la economía mexicana ha tenido un mejor desempeño debido a la mejora de las exportaciones, las políticas monetarias y fiscales, y que EU no ha implementado políticas comerciales.
Redacción
03 agosto 2017 18:32 Última actualización 03 agosto 2017 19:33
Crecimiento económico

qqq

Bank of America Merrill Lynch (BofA) mejoró su estimación de crecimiento económico de México para este año, al pasar de 1.8 a 2.1 por ciento, reconociendo que durante la primera mitad de este año la actividad económica tuvo mejores resultados que los esperados a finales del año pasado.

Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá de BofA, explicó que la economía mexicana ha tenido un mejor desempeño de lo esperado debido a la mejora de las exportaciones, la laxitud de las políticas monetarias y fiscales hasta el año pasado, que estimuló a la economía, así como la no implementación de políticas comerciales por parte de Estados Unidos.

No obstante, aseguró que estos tres factores ya han cambiado o están por hacerlo, lo cual respalda sus expectativas de desaceleración en las actividades económicas en los próximos meses.

“Nuestra estimación para el crecimiento del PIB aún considera una desaceleración impulsada por la incertidumbre y por políticas monetarias y fiscales apretadas”, dijo Capistrán en un reporte.

Dichas políticas han contribuido a la gran apreciación del peso mexicano durante este año, y parte de la gran depreciación se ha ido a la inflación, la cual está dos veces por encima del objetivo del banco central.

Incertidumbre por TLCAN y elecciones presidenciales en 2018

BofA cree que las negociaciones van a tener sus fricciones, y que llevaran varios meses, incluso puede que se empalmen con las elecciones mexicanas federales del 2018 y pueden llegar a empalmarse con las elecciones de medio término de Estados Unidos en noviembre del 2018.

Desde su punto de vista existen dos objetivos que podrían generar fricciones durante la renegociación. El primero es que Estados Unidos quiere mejorar su balanza comercial y reducir el déficit comercial con los países del TLCAN, lo que podría provocar que Estados Unidos quiera imponer restricciones cuantitativas, las cuales México no podrá aceptar fácilmente.