Economía

BMV se une a Pacto Mundial de las Naciones Unidas contra corrupción

La entidad bursátil buscará combatir la extorsión y soborno como parte de un llamado para alinear sus operaciones y estrategias corporativas con diez principios universales.
Clara Zepeda
08 septiembre 2014 13:36 Última actualización 08 septiembre 2014 13:37
BMV

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde su trinchera bursátil, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ayudará a disminuir la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno, como parte de su integración al Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

La entidad bursátil, que preside Luis Téllez, anunció este lunes que no sólo continúa haciendo esfuerzos en materia de sustentabilidad, sino que se unió al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el cual es un llamado a las empresas en el mundo para alinear de manera voluntaria sus operaciones y estrategias corporativas con diez principios universalmente aceptados.

En México, uno de los mayores retos que se tiene es el combate a la corrupción, el cual, según algunos sondeos entre analistas, inhibe el crecimiento económico del país.


Pese a que la falta de competencia es un obstáculo para el crecimiento económico, especialistas y directivos de finanzas, encuestados por el Banco de México, opinaron que la corrupción, la burocracia, la falta de financiamiento y el crimen la superan.

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas incluye aspectos de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y política anticorrupción; asimismo se busca tener acceso a las mejores prácticas y a la plataforma de aprendizaje que ofrece en esta materia.

Dentro de los principales principios se encuentran: las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia; deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción; erradicar el trabajo infantil; apoyar a la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación; mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente; fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental; favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente y trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno.

Al hacer esto, las empresas pueden asegurar que sus operaciones se desarrollen de forma que beneficien tanto a las economías como a las sociedades en todo el mundo, además de que les genera una mejor reputación ante los ciudadanos e inversionistas.