Economía

Blindan zonas económicas
especiales: Garza

Debido a que las Zonas Económicas Especiales son prioridad para el gobierno federal, éstas han sido blindadas contra recortes con el fin de darles las herramientas para su adecuado funcionamiento, indicó Rogelio Garza, subsecretario de Industria y Comercio.
Eduardo Aguilar
12 abril 2016 23:34 Última actualización 13 abril 2016 5:5
chiapas

Chiapas es una de las Zonas Económicas Especiales. (Cuartoscuro)

El programa de Zonas Económicas Especiales (ZEE) está protegido contra recortes debido a que se trata de un proyecto prioritario para el presidente Enrique Peña Nieto y sólo se encuentra a la espera de que la presente legislatura apruebe la propuesta de ley en el Senado, para iniciar el proceso de licitación y creación del marco jurídico necesario, anticipó Rogelio Garza Garza, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía.

En entrevista con El Financiero, el subsecretario aclaró que la protección contra recortes surge de la preocupación de otorgar al programa de las herramientas necesarias para funcionar de forma óptima, además de la noción de que atraerá inversión privada.
Así mismo aclaró que “hasta ahora” no existe ninguna condicionante para cumplir con esta partida presupuestaria.

“La idea es realizar estas licitaciones una vez aprobada la ley para ver qué operador, internacional o nacional, se encargará de crear la infraestructura y buscar los inversionistas que pudieran estar. Que se encargue de la propia operación física de la zona después de que nosotros como Gobierno Federal establezcamos el marco jurídico”, puntualizó el funcionario.

Sobre las industrias que pudieran acercarse a estas zonas, el subsecretario aclaró que cada una de las tres propuestas hasta ahora: Oaxaca, Chiapas y Michoacán tienen potenciales distintos que han sido detectados por el Gobierno Federal con el apoyo de analistas externos.

Este análisis reveló como posibilidades tentativas: la química y electrónica para todas las zonas, además de la agroindustria y recursos naturales en Chiapas; derivados del petróleo e industria mueblera en Oaxaca; e industrias automotriz y mueblera en Michoacán.

“Lo primero es la aprobación de la Ley y la creación del marco jurídico. Una vez que las zonas tengan operador empezaremos a ver qué tipo de industrias queremos trabajar y el tipo de incentivos e infraestructura que serán necesarios en cada una”, declaró.

Durante el proceso previo al establecimiento de las zonas también se estableció una alianza con expertos para detectar los cuatro requisitos necesarios para que una ZEE funcione en cualquier parte del mundo: infraestructura, incentivos, vocaciones y capital humano. Sobre este último, se trabajará en la adecuación de capacitaciones para las industrias seleccionadas, pues las áreas cuentan con un alto número de trabajadores potenciales.

“Se crearán programas de reconversión y fortalecimiento del capital humano, junto con la SEP, el Conacyt y los gobiernos estatales, dependiendo de la industria a la que queramos ir. Se establecerán universidades tecnológicas y centros de capacitación Conacyt y Conalep para darle a la zona el soporte que requiere. Hay capital humano, sólo hay que adecuarlo”, expresó Garza Lara.