Economía

Blindaje para prevenir crisis es de 265 mil mdd

Analistas evaluaron favorablemente la ampliación que el FMI concedió a la línea de crédito del país, pues crea un ambiente de confianza para inversionistas y agentes económicos.
Jassiel Valdelamar | Leticia Hernández
29 mayo 2016 22:19 Última actualización 30 mayo 2016 5:0
dólares

(Bloomberg)

Con el incremento en la Línea de Crédito Flexible que amplió el Fondo Monetario Internacional (FMI) más las reservas internacionales, México cuenta con un blindaje financiero de 265 mil millones de dólares para hacer frente a la volatilidad financiera internacional y prevenir una crisis.

“El hecho de observar una renovación anticipada y un incremento en el monto de la línea debería ser entendido como una medida que busca estabilizar el peso, en un contexto de altísima volatilidad en los mercados internacionales”, comentó Adrián Muñiz, subdirector de análisis de Vector.

Para Jorge Gordillo, director de análisis económico de CIBanco, el aumento da una señal de confianza al inversionista y a los agentes económicos de que el Banco de México tiene recursos para hacer frente a posibles sequías de liquidez o salidas de capitales.

“Si las cosas se complican y el inversionista se pone nervioso y se quiera ir, Banxico tiene reservas y la línea de crédito para evitar un shock”.

Indicó que ante los eventos que podrían desarrollarse en junio, como un alza de tasas de la Fed y el referéndum sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea, era muy importante tener seguros en forma, y más fuertes, porque se vienen eventos de mucha incertidumbre que por supuesto generan mucha volatilidad en los mercados financieros.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) mencionó que la línea de crédito compromete más a México con el avance en todas aquellas medidas que contribuyan a mejorar el ritmo de crecimiento y bienestar de los hogares, en un entorno de derecho y de cumplimiento de las leyes.

Advierte que la fuerza con la que evoluciona la economía no es suficiente para contrarrestar el impacto de la debilidad del entorno externo, como se refleja en el hecho de la SHCP y Banxico ajustaron recientemente sus pronósticos.