Economía

México se beneficiaría de la política fiscal de Trump, según la OCDE

La OCDE indicó que la política fiscal pronunciada por Donald Trump dará un fuerte impulso a la economía de EU extendiendo sus beneficios para México, tanto por la demanda de importaciones como por el frente de las remesas.
Leticia Hernández
27 noviembre 2016 20:22 Última actualización 28 noviembre 2016 5:0
ME Trump y México. (Especial)

La OCDE señala que las políticas de Trump podrían impulsar a la economía de EU y beneficiar a México con el aumento en demanda de importaciones. (Especial)

La economía mexicana presentará un crecimiento menor al previsto en este y 2017 y el principal riesgo que enfrenta es un freno de los flujos de inversión del exterior, advirtió la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Sin embargo, el organismo indicó que la política fiscal pronunciada por Donald Trump dará un fuerte impulso a la economía de ese país extendiendo sus beneficios para México, tanto por la parte de la demanda de importaciones como por el frente de las remesas.

“Estamos seguros que habrá un impulso en la economía americana por la política fiscal y cuando ésta crece, también lo hace la demanda de importaciones y eso es una buena noticia para México por su integración a Estados Unidos tan fuerte a través de las cadenas de valor productivas”, señaló Julien Reynaud, miembro del organismo internacional encargado del buró para México.

En entrevista telefónica con El Financiero, tras concluir su misión de análisis sobre México para integrar sus estimados al informe que hoy se presenta en París, “Perspectivas Económicas Globales” de la OCDE, el economista advirtió que a nivel interno México tiene todavía la oportunidad de acelerar el crecimiento económico con la implementación de las reformas estructurales.

Indicó que en medio de la incertidumbre sobre Estados Unidos, el principal riesgo para la economía es el freno a la llegada de nuevas inversiones extranjeras productivas, hasta que se tenga mayor claridad sobre las políticas comerciales de la nueva administración.

La OCDE recortó a 2.2 por ciento su estimado de crecimiento de la economía mexicana para 2016, desde el 2.6 por ciento que pronosticó en junio. Para 2017 el ajuste fue a 2.3 desde el 3.0 por ciento previo.

Consumo interno seguirá fuerte.

Reynaud destacó que la demanda doméstica se mantiene fuerte y a pesar de que el alza en las tasas de interés por parte del banco central tendrá un impacto marginal en el otorgamiento del crédito, la entrada de mayores remesas podrá compensarlo.

“Advertimos un importante crecimiento en la economía de Estados Unidos y eso se reflejará en un mayor flujo de remesas hacia México. La amenaza sobre estos flujos es ilegal, no veo como pueda hacerse”, mencionó.

Por otra parte, indicó que a pesar de que la inflación muestra una tendencia al alza, viene de niveles muy bajos en términos históricos y todavía se encuentra dentro de la banda objetivo de la autoridad monetaria.

En medio del entorno global de los últimos dos años, con la caída en el precio del petróleo, el menor crecimiento del comercio global, desaceleración de la economía en China, el “tapering” en Estados Unidos y la volatilidad de los mercados financieros, el economista concluyó que México sigue muy resilente, con crecimientos en la economía por arriba del 2 por ciento y “hay muchos países de la OCDE que quisieran crecer a esa velocidad”, afirmó el especialista.

Credibilidad. Para la OCDE, el la autoridad monetaria en México ha tenido un desempeño favorable en la contención de la inflación.

economia