Economía

Batalla Yucatán con Federación por transgénicos

Pese a que el gobierno yucateco decretó a la entidad libre de cultivos transgénicos, la Federación lo impugnó por lo que será un factor de tensión.
Redacción
25 diciembre 2016 20:31 Última actualización 26 diciembre 2016 5:0
Transgénicos. (Archivo)

El estado indica que la soya OGM impide que la miel sea orgánica. (Archivo)

Los transgénicos se apuntan a ser un factor de estrés entre Yucatán y la Federación.

El gobierno federal afirma que el decreto con el que Yucatán se declaró un estado libre de cultivos de organismos genéticamente modificados (OGM) aún no está vigente, pese a que la entidad lo emitió el 26 de octubre, indica una nota publicada por Verónica Ramírez en el diario Por Esto de la entidad.

El medio precisa que, según la Federación, que recientemente impugnó el Decreto, la legislación entrará en vigor hasta que termine la consulta de las comunidades mayas que decidirán si aceptan o no el cultivo de semillas transgénicas, pero que sigue en proceso.

El gobierno federal afirma, a través del Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), que el otro acuerdo firmado a principios de este mes entre Yucatán, Campeche y Quintana Roo en el marco de la Conferencia sobre Biodiversidad de la ONU (COP13) con el que los tres se comprometen a impulsar los cultivos no transgénicos, está siendo analizado por la dependencia.

“El documento aún se encuentra en la revisión técnica y legal, toda vez que no hemos sido formalmente notificados, sino a través de los documentos difundidos en medios de comunicación de la COP. En su momento, una vez que se haya concluido la revisión y análisis, se determinará lo que legalmente corresponda realizar al gobierno federal y a las autoridades competentes en cada uno de los temas abordados en dicho acuerdo”, señala Por Esto al citar a Senasica.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Yucatán (Seduma), Eduardo Batllori, dijo a El Financiero, que cuentan con las razones para demostrar que el Estado tiene la facultad de emitir dicho Decreto, aunque no precisó las acciones legales que la entidad tomará. “Tenemos preparados los argumentos para responder por qué los estados también tienen que tomar parte en la toma de decisiones y no sólo sea decisión federal”, expuso.