Economía

Banxico recorta su previsión de crecimiento para 2016 

El Banco de México reduce su rango estimado de avance de la economía del país para este año entre 1.8 - 2.3%. La dependencia también redujo su pronóstico de crecimiento para 2017. 
Dainzú Patiño
23 noviembre 2016 12:49 Última actualización 24 noviembre 2016 5:5
banxico

[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg]

El Banco de México redujo la perspectiva de crecimiento económico para 2016 y 2017 y presentó una nueva estimación para 2018, sin considerar en su totalidad el efecto de las políticas que implemente Donald Trump cuando tome posesión del gobierno estadounidense.
El intervalo previsto para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016 bajó de 1.7 y 2.5 a 1.8 y 2.3 por ciento.

Para 2017 lo ajustó de 2 a 3 por ciento a un rango de 1.5 a 2.5 por ciento y para 2018 presentó un rango más optimista, de 2.2 a 3.2 por ciento.

“Parte de estos pronósticos no incorporan de lleno, lo que podría hacer la nueva administración de los Estados Unidos ni la posible respuesta por parte de nuestras autoridades, simplemente porque las ignoramos y la realidad es que no tenemos todavía la claridad suficiente para poderlas mapear a un pronóstico”, explicó el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

 economia” title=bajanespectativas24


Al presentar el informe de inflación del trimestre julio-septiembre, indicó que en cuanto el presidente electo Donald Trump tome posesión en enero habrá mayor certidumbre en cuanto a los pronósticos.

Expuso que entre las decisiones definitorias están la política fiscal, pues hay una expectativa de que con el nuevo gobierno habrá mayor emisión de deuda, lo que ya está generando aumento en las tasas de interés.
Agregó que otro factor que influirá es la decisión que se tomará en torno al desarrollo de infraestructura, lo que contribuiría al incremento de la productividad y adicionalmente, en qué términos quedará la relación binacional EU-México, en todas sus dimensiones.

En este sentido, Carstens Carstens descartó que en el último trimestre se vieran grandes salidas de capital dada la volatilidad en los mercados.
“No hemos visto grandes salidas de capital, (...) se ve que la inversión extranjera directa en nuestro mercado de deuda interna, se ha mantenido, incluso ha crecido en el margen”, dijo.

Añadió que hay confianza en los fundamentos de la economía, en el compromiso de las autoridades de ajustar los fundamentos y en el hecho de que se enfrenta un fenómeno que afecta a toda la economía.

DESCARTA INTERVENCIÓN

Carstens Carstens descartó intervenciones en el mercado cambiario, pues los choques profundos, son de naturaleza real o estructural y se enfrentan ajustando los fundamentos económicos.

“La intervención en el mercado cambiario quizá en algún momento pudiera ayudar a disminuir la volatilidad, pero ahorita el problema no es mitigar la volatilidad, es más bien enfrentar un choque profundo y de ahí lo importante es básicamente ajustar los fundamentos económicos”, comentó.

El gobernador del Banxico apuntó que frente a la volatilidad generada por los resultados de las elecciones en Estados Unidos, se vive en un mundo rico en incertidumbre, en donde las previsiones del crecimiento del Banco de México, la Secretaría de Hacienda y el sector privado se han distanciado.

: