Economía

La economía crecerá entre 1.7% y 2.5% en 2015: Banxico

La Junta de Gobierno de Banco de México redujo por cuarto trimestre consecutivo su estimación del PIB para el cierre de 2015. En el trimestre previo la redujo a un intervalo de entre 2.0 y 3.0 por ciento.
Marcela Ojeda
12 agosto 2015 12:13 Última actualización 13 agosto 2015 5:0
Banxico

(Cuartoscuro

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) estimó que la economía crecerá este año entre 1.7 y 2.5 por ciento.

Con ello, redujo el pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) de 2015 por cuarta ocasión desde el rango previo situado de 2.0 a 3.0 por ciento. En tanto, mantuvo la previsión para 2016 a un rango de 2.5 a 3.5 por ciento.

En conferencia de prensa sobre el Informe trimestral abril-junio 2015, el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, dijo que la nueva previsión se basa en que en el primer semestre el ritmo de la actividad económica de México fue menor al esperado, reflejo del débil desempeño de la actividad industrial y del moderado avance de la demanda interna.


Al respecto, especialistas indicaron que derivado de la lectura del nuevo rango previsto por Banxico, este año difícilmente la economía podrá crecer más de 2.5 por ciento.

“Si el crecimiento del tercer y cuarto trimestre es más o menos igual al del primero y el segundo, querrá decir que la economía mantiene el mismo dinamismo, y el crecimiento sería de 2.1 por ciento, que es el punto intermedio del intervalo. Si hay menor crecimiento en la segunda mitad, nos vamos a la parte baja de éste y si mejora un poco, nos vamos a la alta”, dijo el economista Jonathan Heath.

A su vez, Ernesto O’Farril, de Bursamétrica, previó que el crecimiento anual del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) en julio sea menor a 1.0 por ciento.

“Coincide con un bache en la producción automotriz de 2 por ciento y con caídas tanto en la producción de Pemex como en la minería en general, y con una tendencia a la desaceleración del mercado interno”.

En cuanto a las previsiones para el crecimiento de trabajadores asegurados en el IMSS, Carstens indicó que la estimación se redujo en 20 mil, al pasar de entre 580 mil y 680 mil del informe previo, a entre 560 mil y 660 mil ocupados al cierre de 2015.

Respecto a la inflación dijo que se estima que tanto la general como la subyacente se mantengan debajo de 3 por ciento en lo que resta de 2015 y que en 2016 se ubiquen cerca de ese nivel.

No obstante, entre los riesgos al alza mencionó que la depreciación del peso aumente y se traspase a los precios de los bienes no comerciables, lo que podría contaminar las expectativas de inflación.

“Eso podría recomendar hacer algún ajuste en la política monetaria en la dirección de elevar las tasas de interés”, anotó.

RECOMENDACIONES

Destacó que ante el complejo entorno interno, que no ha mostrado una mejoría sostenida en los últimos años, y el externo, es necesario que países como México sigan reforzando su marco macroeconómico. “Es un tema muy importante sobre todo en estos momentos en que puede haber movimientos en las tasas de interés de Estados Unidos, que haga más astringente el crédito mundial, que se fortalezcan estructuralmente las finanzas públicas, sobre todo a la luz de la baja en los precios y producción del petróleo”, indicó.

En este sentido, dijo, es importante que se estabilice y se reduzca la relación deuda pública a PIB.

“Sería lo ideal a la luz del entorno externo que enfrentamos (...) Ahí nuestra muy atenta observación de buscar una mayor consolidación fiscal”, apuntó.

“economia