Economía

Política monetaria enfrentará entorno difícil durante 2015: Banxico 

La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno del banco central también expresó preocupaciones por las implicaciones de estabilidad financiera que podría tener la depreciación del tipo de cambio.
Redacción
12 febrero 2015 10:19 Última actualización 12 febrero 2015 18:15
[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia. 

[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia.

CIUDAD DE MÉXICO.- El ritmo de recuperación económica podría verse afectado por la baja en la producción de petróleo, la inseguridad pública y el descontento social, la escasa confianza del consumidor y la incertidumbre por un alza en las tasas de Estados Unidos, advirtió la junta de Gobierno del Banco de México (Banxico).

Mientras que la política monetaria enfrentará “un entorno difícil durante 2015”, la Junta de Gobierno también mostró preocupación por las implicaciones de estabilidad financiera que podría tener la depreciación del peso.

En la minuta de la reunión en la que decidió mantener en 3 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, la Junta de Gobierno destacó que el peso ha registrado una depreciación importante y que éste "ha sido particularmente sensible a las caídas en el precio del petróleo".

"La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno señaló la necesidad de fortalecer el marco macroeconómico ante la caída del precio del petróleo y la posibilidad de observar mayores tasas
de interés en Estados Unidos", según el documento.

La Junta alertó que las reducciones en la plataforma de producción del petróleo podrían tener un efecto sobre la recuperación económica y las cuentas fiscales.

Respecto a la disminución de la inflación a principios de este año prevista por el banco central, los miembros destacaron que hasta ahora "el proceso de formación de precios no se vio contaminado por el incremento transitorio de la inflación en 2014, y tampoco se ha visto afectado hasta ahora por la depreciación de la moneda nacional".

Los aspectos sobre los que el banco se mantendrá atento, precisó, serán sobre la "evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazo. En particular, vigilará la postura monetaria  relativa entre México y Estados Unidos, el desempeño del tipo de cambio y su posible efecto sobre la inflación, así como la evolución del grado de holgura en la economía ante la recuperación prevista".