Economía

Carstens defiende intervención cambiaria

Agustín Carstens declaró que el Banco de México debe tener una política fiscal y monetaria más conservadora y consideró adecuado mantener las subastas de dólares para mitigar la depreciación del peso.
Reuters
09 febrero 2016 11:7 Última actualización 09 febrero 2016 11:32
ME. Banxico toma cartas en el mercado cambiario.

Carstens considera adecuado seguir interviniendo en el mercado cambiario con ofertas diarias de 400 millones de dólares. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco de México considera adecuado seguir interviniendo en el mercado cambiario con ofertas diarias de 400 millones de dólares para contrarrestar los choques externos sobre el peso, declaró Agustín Carstens, cuando la moneda anotó un nuevo mínimo.

Con subastas diarias que se activan al tocar un precio mínimo, el Banxico ha buscado atenuar la depreciación del peso que, sin embargo, no ha detenido su caída y el martes cotizaba en 18.935 unidades por dólar, su peor registro histórico.

"Mantener el ritmo de intervención a los niveles actuales es adecuado y ultimadamente es una determinación conjunta entre la Secretaría de Hacienda y Banco de México y lo que tenemos que hacer es tener una política fiscal y una política monetaria más conservadoras", dijo Carstens a Radio Fórmula.


En su opinión, se han juntado choques tanto de corto plazo, que justifican el uso de las reservas internacionales del país, como algunos más definitivos en los que conviene dejar que el tipo de cambio real se ajuste a nuevas condiciones.

Carstens consideró que el tipo de cambio "está haciendo su trabajo" de ayudar a la economía a absorber choques externos mientras que la depreciación también hará más competitiva la planta productiva y las exportaciones de México, compensando el impacto de una salida de capitales sobre la balanza de pagos.

"En la medida en que mantengamos el marco macroeconómico firme, pues esta absorción del choque debería de funcionar y el tipo de cambio, como había dicho, ha sobrerreaccionado y yo creo que una vez que (...) se asiente el polvo es posible que el tipo (de cambio) se aprecie hacia adelante", agregó.

La moneda mexicana acumula una depreciación de casi 9.0 por ciento en lo que va del año, tras una pérdida del 17 por ciento en 2015.

Sin embargo, la debilidad de la moneda no ha impactado significativamente la formación de precios en México, donde la inflación anualizada está cerca de sus menores niveles históricos.

La semana pasada, Banco de México dejó estable su tasa de interés de referencia, aunque advirtió que el balance de riesgos para la inflación se ha deteriorado debido principalmente a la depreciación de la moneda.

: