Economía

Banxico ajustaría a la baja proyección económica
de 2014

Es factible que el crecimiento económico de este año sea menor
al anticipado, coincidieron miembros del banco central; esta situación podría derivar en un ambiente de decepción que a su vez podría generar mayor volatilidad en los mercados financieros.
Marcela Ojeda
11 mayo 2014 22:45 Última actualización 12 mayo 2014 5:0
[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia. 

Banxico ubica a la baja proyección económica de este año. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La posibilidad de que el Banco de México (Banxico) reduzca la perspectiva de crecimiento de la economía próximamente, fue vislumbrada en la más reciente reunión de política monetaria del banco central.

“La información más reciente confirma la conveniencia de revisar a la baja el rango esperado para el crecimiento del PIB de México en 2014”, actualmente estimado por Banxico entre 3 y 4 por ciento, expuso uno de los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico. En tanto, varios de los integrantes coincidieron en que en México prevalecen riesgos a la baja para la economía nacional.

De acuerdo con la minuta número 27 de política monetaria del 25 de abril, que por unanimidad mantuvo en 3.5 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, algunos miembros señalaron que es muy probable que en 2014 el crecimiento económico sea menor al anticipado hace unos meses.

Por otra parte, la mayoría de los integrantes de la junta señaló como riesgo adicional para el crecimiento que la legislación secundaria relativa a las reformas estructurales no respalde su esencia o que la implementación no sea la adecuada.

Algunos añadieron que esta situación podría derivar en un ambiente de decepción sobre el crecimiento del país, que identificaron como un riesgo que podría dar lugar a mayor volatilidad en los mercados financieros.

Aunque más de dos de los cinco miembros dijeron que se ha observado un crecimiento menor al esperado hace unos meses, coincidieron en que algunos indicadores de la actividad comenzaron a mostrar cierta mejoría al final del trimestre. En particular, la mayoría de los miembros destacó que, después de la caída en enero, las exportaciones manufactureras han registrado un desempeño más favorable en los meses siguientes, especialmente las automotrices y las destinadas a Estados Unidos.

Por otra parte, la mayoría coincidió en que algunos indicadores de la demanda interna han presentado una incipiente mejoría y que el consumo privado podría haberse fortalecido gradualmente en el primer trimestre. Todos indicaron que el gasto público ha registrado un mayor dinamismo.

Un integrante señaló que el indicador mensual del consumo privado en el mercado interno, las ventas de la ANTAD, el aumento en las remesas y la mejoría de la confianza del consumidor desde niveles relativamente bajos, sugieren un fortalecimiento del consumo privado. Pero, puntualizó que en el primer bimestre, las ventas al menudeo mostraron debilidad y el crédito privado siguió desacelerándose.

Otro afirmó que si bien algunos indicadores de la demanda interna han mostrado cierta mejoría, las señales aún no son claras.

“La persistencia de elevados niveles de desempleo, la aún baja confianza de los hogares y de las empresas, y los efectos de los cambios más recientes en materia fiscal, no sugieren una recuperación significativa de la demanda interna”, argumentó.