Economía

Banxico, ajeno al ciclo político

En entrevista con Adela Micha, el gobernador del Banco de México explicó que la forma en que está diseñado el relevo del Banco Central evita que un presidente entrante tenga mayoría de miembros designados por él.
Redacción
06 julio 2017 0:3 Última actualización 06 julio 2017 8:6
Cartens

Carstens

La política monetaria es ajena a los ciclos políticos, dijo Agustín Carstens a El Financiero Bloomberg.

En entrevista "En EF y con Adela", el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, sostuvo que el Banco Central tiene la autonomía, madurez, calidad técnica y diseño en los relevos de la Junta de Gobierno para que haya continuidad en la política monetaria frente al proceso electoral de 2018 y una posible llegada a la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

“El miembro de la Junta que entre para reemplazarme, tendría un periodo que terminaría a la mitad del sexenio entrante. Entonces, todo esto está construido de tal forma que también haya continuidad en la política monetaria independientemente del momento o ciclo político en el que nos encontremos”, afirmó en entrevista con Adela Micha.

En la entrevista otorgada en las oficinas que habrá de abandonar en menos de cinco meses para ir a dirigir el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), indicó que el escalonamiento de los nombramientos de la Junta de Gobierno hace que un presidente entrante no pueda tener una mayoría de miembros designados por él, sino hasta el cuarto año de gobierno.

Sobre temas electorales, se le preguntó si le gustaría ver a José Antonio Meade, secretario de Hacienda, como su sustituto, a lo que respondió: “sin duda José Antonio tiene todas las cualidades para ser gobernador, pero en su destino no sé que se vaya a presentar”.

“La realidad es que es un gran profesionista, con muchas habilidades, él me ayudó muchísimo con los procesos legislativos, tiene mucha habilidad para hacer las relaciones con todos los diferentes partidos, tener diálogo muy franco con todas las fuerzas políticas, eso cuando yo era secretario era sumamente valioso”, expuso.

Carstens confió que el presidente Enrique Peña Nieto le consultó de manera “muy vaga” sobre quién podría ser su sustituto, cuando estaba en el proceso de tomar la decisión para postularse al BIS, sin embargo, dijo que el mandatario federal está en todo su derecho de tomarse el tiempo que juzgue conveniente.

“Me gustaría que le pasara lo mejor a Pepe (Meade), él se lo merece, puede responder aquí (Banxico) o en cualquier otro cargo como ya lo ha demostrado, pero obviamente el Banco quedaría en excelentes manos con él y con la Junta de Gobierno”, afirmó.

En cuanto a la evolución de la inflación, el gobernador dijo que en enero del 2018 el nivel de alza de precios debería estar por debajo del cuatro por ciento, esto en el entendido de que este año el aumento en los precios de las gasolinas, energéticos y la depreciación del peso frente al dólar fueron factores que la impulsaron.

“Hemos avanzado mucho en la estabilización cambiaría y la realidad es que yo sí creo que, el año entrante, lo que esperamos es que la inflación tan pronto como en enero esté ya alrededor del cuatro por ciento, incluso podría estar abajo del cuatro y que vaya convergiendo al tres por ciento para final del año entrante”, expuso.


ACTORES DE PELÍCULA


Carstens, quien se dijo fan del beisbol y de los perros raza pug, también habló del avance de la relación bilateral de México y Estados Unidos con Donald Trump como presidente del país de las barras y las estrellas desde enero pasado.

Refirió que todavía no se puede saber “qué tipo de película estamos viendo, si comedia, acción o terror”, pero lo que se ha visto desde Banxico es que las cosas han avanzado de manera razonable y la relación bilateral se ha venido discutiendo en un ambiente apropiado y por las vías institucionales, lo que ha sido apreciado por los mercados.

Dijo que han habido algunos hitos importantes como, por ejemplo, cuando EU tenía que comunicar al Congreso que iniciaría la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, mandó una carta “bastante razonable y también se resolvió bastante bien el tema del azúcar, entonces digamos, los hechos han venido a dar confianza.

“Aunque no podemos declarar victoria, yo sí creo que el proceso, el gobierno mexicano y también con la colaboración de las contrapartes de Estados Unidos sobre todo, ha permitido que haya seriedad en la discusión que se ha venido teniendo, eso para mí es lo más importante”, subrayó.

Carstens aseguró que el país está bien en términos de financieros con una buena cantidad de reservas internacionales y la deuda pública a la baja, por lo que la economía está fortalecida pero se debe tener presente una posible tormenta.

“Ciertamente si no se logra un buen acuerdo en la relación bilateral, la verdad es que sí, para México, Estados Unidos es muy importante, no quiere decir que en el mediano plazo no podríamos encontrar nuestro lugar dentro del mundo, pero si tenemos una relación complicada con el principal socio comercial hasta ahorita y con un país como Estados Unidos si sería un reto”, concluyó.