Economía

Banorte descarta 'burbuja inflacionaria' por alza en gasolinas y dólar

Gabriel Casillas, director general Análisis Económico de Banorte-Ixe, estima que la inflación cerrará en 2.8 por ciento este año y para 2017 alcanzaría un nivel de 3.4 por ciento.
Zenyazen Flores
08 septiembre 2016 16:3 Última actualización 08 septiembre 2016 16:10
inflación consumo, consumidor, ventas (Bloomberg/Archivo)

inflación consumo, consumidor, ventas (Bloomberg/Archivo)

La inflación permanecerá baja a pesar del traspaso de la depreciación del peso frente al dólar y del aumento reciente de los precios de las gasolinas, señaló Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico y Bursátil de Grupo Financiero Banorte-Ixe.

"Los que piensen que ahí viene la burbuja inflacionaria pues no va a llegar", aseguró durante su presentación en el 51 Congreso Internacional de Recursos Humanos 2016, organizado por Amedirh.

Indicó que en 2015 la inflación cerró en 2.1 por ciento, nivel mínimo histórico, y para este año Banorte estima que la inflación cerrará en 2.8 por ciento y para 2017 alcanzaría un nivel de 3.4 por ciento.


"Del 2.1 por ciento que acabó la inflación el año pasado al 2.8 que estimamos va a terminar este año, tenemos 1.1 puntos porcentuales que son el traspaso de tipo de cambio que se ve en las mercancías no alimenticias como desodorantes, coches y en las mercancías alimenticias excluyendo frutas y verduras como el tema de alimentos procesados", comentó.

Casillas dijo que antes cuando el país atravesaba una depreciación cambiaria, el primer efecto era un impacto en la inflación, pero ahora no pasa así cuando hay este fenómeno de traspaso.

"¿Por qué no hay tanto traspaso como antes? Sin duda tiene que ver con responsabilidad fiscal y monetaria y esa estabilidad macroeconómica que tanto se dice y también al régimen de tipo de cambio flexible que ayuda porque sirve para absorber choques externos y qué mejor que lo absorba el tipo de cambio en lugar de la población con desempleo", expuso.