Economía

Bancos en México pierden 93 mdd al año por fraudes en línea: IMEF

El IMEF estimó que en el país los bancos pierden hasta 93 millones de dólares al año debido a los fraudes en línea, mientras que el costo anual para la economía global del cibercrimen es de más de 400 mil millones de dólares.
Jeanette Leyva/Enviada
16 noviembre 2015 8:47 Última actualización 16 noviembre 2015 10:16
ME fraudes online

ME fraudes online

CANCÚN, Quintana Roo.- En México los bancos pierden hasta 93 millones de dólares al año, sólo a través del fraude en línea, según datos de la Ponencia 2015 del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

De acuerdo con la Ponencia IMEF 2015 “Hacia una nueva economía: un enfoque disruptivo en los negocios, que presenta una visión panorámica sobre los principales impactos de la invención e innovación, dentro del cual la tecnología es un factor determinante.

En el  capítulo 3 de Ciberseguridad:¿Un reto para la nueva economía?desarrollado por el socio del IMEF, Sergio Solís, revela que el costo anual para la economía global del cibercrimen es de más de 400 mil millones de dólares.


Se estima que la economía de internet genera anualmente entre dos mil y tres mil billones de dólares por lo que el cibercrimen extrae entre 15 y 20 or ciento del valor creado por internet.

En 2013 en Estados Unidos el gobierno notificó a tres mil compañías que habían sido hackeadas; pero la mayoría de los incidentes del cibercrimen no son reportados.

La afectación más importante del cibercrimen es por el robo de propiedad intelectual e información confidencial de los negocios, ya que éstas tienen las implicaciones económicas más significativas.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos reportó que el robo de propiedad intelectual cuesta a las compañías estadounidenses entre 200 mil y 300 mil millones de dólares anualmente.

El cibercrimen financiero, que es el robo de activos financieros a través de ciberataques, es la segunda fuente de pérdidas directas.

“En México los bancos pierden hasta 93 millones de dólares anualmente, sólo a través del fraude en línea. En Japón la Agencia Nacional de Policía estima que los bancos pierden alrededor de 110 millones de dólares anualmente. En 2013, el ataque a Target costó a los bancos más de 200 millones de dólares, sin considerar los costos incurridos por el minorista y sus clientes”, indica el reporte.

El robo de información confidencial de los negocios es la tercera afectación más importante del cibercrimen y el ciberespionaje.

En la Ponencia IMEF 2015 se les hace hincapié a las empresas que ya no hay excusas para organizaciones que siguen sin activar los sistemas y procesos básicos y la ciberseguridad debe ser más dinámica, alineada e integrada a los procesos clave del negocio.

“Si no se toma este paso crucial –el de adaptar la ciberseguridad–, las organizaciones continuarán siendo vulnerables, particularmente cuando el entorno y las ciberamenazas que enfrentan cambian constantemente”.

Si la ciberseguridad está integrada en todos los procesos del ecosistema del negocio, las organizaciones tendrán una mejor y más oportuna respuesta a los ciberataques minimizando su impacto y con ello reduciendo el atractivo para el cibercrimen.