Economía

Bancos en el mundo reducen corresponsalías bancarias

Varios bancos se han retirado de sus relaciones de corresponsalía bancaria en nuestro país, lo que ha dificultado la operación de las casas de cambio,  de acuerdo con el reporte de SWIFT “Afrontando las consecuencias imprevisibles del de-risking". 
Jeanette Leyva
10 agosto 2016 15:22 Última actualización 10 agosto 2016 15:31
Divisas (Bloombegr)

Divisas (Bloombegr)

Lavado de dinero, financiamiento al terrorismo, incremento en regulaciones y países con más riesgos han hecho que bancos internacionales reduzcan o definitivamente dejen de operar operaciones en divisas con corresponsalías bancarias.

De acuerdo con el reporte realizado por SWIFT, proveedor a nivel mundial de servicios de mensajería financiera, “Afrontando las consecuencias imprevisibles del de-risking” en el caso de México después de algunas multas considerables en los últimos años en relación con transacciones con Estados Unidos, varios bancos se han retirado de sus relaciones de corresponsalía bancaria en nuestro país, lo que ha dificultado la operación de las casas de cambio e incluso de algunos bancos.

En África, Bleming Nekati, director Ejecutivo de Financiación Comercial del Banco Africano de Desarrollo, afirma que el De-risking se está manifestando de varias formas, incluida la introducción de compromisos financieros y no financieros restrictivos, un aumento en el costo de los fondos, una reducción en los plazos y extensiones de los servicios y la intensificación de sanciones en ciertos mercados como Zimbabue y Sudán.


Las investigaciones han demostrado que en el Caribe Oriental, un banco corresponsal terminó todas las cuentas involucradas en actividades de corresponsalía o intermediarios a terceros, además de cerrar cuentas de varios profesionales jurídicos y beneficencias locales. Otro banco ha cerrado todas sus operaciones en el lugar.

Por ello, el reporte explica de SWIFT que “no es un secreto que muchos bancos en el mundo están re-evaluando sus relaciones de corresponsalía bancaria por el fenómeno, conocido como De-risking. Aunque para los bancos en cuestión dichas decisiones pueden tener sentido desde una perspectiva comercial, es cada vez más evidente que hay graves consecuencias para la industria en su totalidad. Las personas necesitan seguir haciendo pagos, y si los canales bancarios tradicionales dejan de estar disponibles, es probable que las transacciones terminen en canales alternativos, que podrían estar menos regulados”, indicó.

El documento explora el impacto del Derisking en los bancos y sus usuarios, y pregunta qué puede hacer la industria para superar este problema, debido a que la banca alrededor del mundo está reduciendo sus relaciones de corresponsalía bancaria, enfocándose particularmente en las jurisdicciones de alto riesgo.

: