Economía

Banco italiano enfrenta grandes obstáculos con su plan de rescate

El esquema de rescate depende de que Monte dei Paschi, el banco más antiguo del mundo recaude 5 mil millones de euros en efectivo para fines de año, una alta cifra para un banco que vale menos de mil millones de euros en el mercado.
Reuters
31 julio 2016 17:6 Última actualización 31 julio 2016 17:6
monte dei paschi

(Bloomberg)

Con el plan de rescate recién esbozado, el banco italiano Monte dei Paschi di Siena enfrenta la titánica tarea de convencer a los inversores de respaldar su tercera recapitalización en tres años y evitar una crisis bancaria que podría desplegarse por Europa.

Para evitar el riesgo de ser liquidado, el banco más antiguo del mundo reveló el viernes un plan de rescate respaldado por el sector. Se conoció justo horas antes de que el prestamista apareciera como el de peor desempeño en Europa en pruebas de solvencia que mostraron que su capital se perdería completamente en caso de una severa crisis económica.

El plan busca limpiar e impulsar el balance de la institución de una vez por todas, restaurando la salud de un prestamista cuya caída podría complicar a todo el sistema bancario italiano.

Una crisis financiera en la tercera mayor economía de la zona euro también arriesgaría contagios por Europa, una región que ya se tambalea por la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

El esquema de rescate depende de que Monte dei Paschi recaude 5 mil millones de euros (5 mil 600 millones de dólares) en efectivo para fines de año, una alta cifra para un banco que vale menos de mil millones de euros en el mercado.

Bancos de inversiones mundiales han alcanzado un acuerdo de forma preliminar para suscribir los derechos de emisión del tercer mayor banco italiano.

Pero esto está sujeto a condiciones, que incluyen que el segundo aspecto del plan tenga éxito: la venta de 9 mil 200 millones de euros en préstamos incobrables a través de una enorme titulización, cuya magnitud no tiene precedentes en Italia.

"Ambas partes del plan son potencialmente frágiles", dijo Filippo Alloatti, analista de crédito y administrador de activos de Hermes Investments.

"Será difícil completar ese enorme incremento de capital debido a su registro con anteriores recaudaciones de dinero, y la titulización es una operación muy grande, un rompecabezas lleno de piezas que se mueven y que deben encajar. El riesgo de ejecución es significativo", agregó