Economía

Baje o suba el petróleo, los estados siempre ganan

Derivado del incremento en la cuota del IEPS estatal a gasolinas, los estados y el DF han visto incrementar sus ingresos, puesto que sus participaciones crecieron 2.2 por ciento anual real de enero a mayo de 2015, esto a pesar de la baja en los ingresos petroleros.
Dainzú Patiño
18 junio 2015 0:47 Última actualización 18 junio 2015 5:5
Gasolina

Una mayor recaudación por el cobro del IEPS estatal impulsó este crecimiento en los recursos. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a que los recursos de la Federación han registrado bajas a causa de la disminución en los precios y la producción petrolera, los estados y el Distrito Federal se han visto beneficiados con la recepción de ingresos, producto del incremento en la cuota del IEPS estatal a gasolinas y la mayor recaudación de Impuesto sobre la Renta (ISR).

De acuerdo con cifras actualizadas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las participaciones a los estados se elevaron 2.2 por ciento anual real de enero a mayo de 2015, es decir, 13 mil 765 millones de pesos más que un año atrás, a pesar de la baja en los ingresos petroleros.

Los recursos entregados también son 7.9 por ciento real mayores con relación con lo presupuestado para el periodo enero-mayo, pues en términos monetarios se entregaron 19 mil 930 millones de pesos más a lo programado.

La mayor recaudación por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) estatal a gasolinas
, que conforma uno de los fondos para el pago de participaciones y que registró un crecimiento de 25.3 por ciento anual real, impulsó parte relevante de este crecimiento.


Por este concepto se entregaron 10 mil 787 millones de pesos en los primeros cinco meses del año, desde los 8 mil 357 millones de pesos del mismo periodo de 2014, detallan cifras actualizadas de la Secretaría de Hacienda.

El incremento obedece al aumento en la cuota que se cobra por IEPS estatal a gasolinas, que hubo de 2014 a 2015, explicó en entrevista Fernando Ramones, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En 2014, la cuota por litro de gasolina Magna pasó a 36.68 centavos desde 36.0 centavos; la Premium de 43.92 centavos por litro a 44.75 centavos y el diésel pasó de 29.88 centavos a 30.44 centavos.

Los ingresos por IEPS a gasolinas respecto del total de las participaciones, representaron 3.9 por ciento en enero-mayo de este año y el año pasado el 3.2 por ciento.

No necesariamente se están petrolizando las finanzas estatales, estamos hablando de la venta de gasolina. La situación obedece más a una estrategia tributaria, consideró Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays.

ISR potencia participaciones
También se observó un aumento en la recaudación del ISR, contribuyendo a impulsar el crecimiento en el pago de las participaciones.

Esto se notó en la Recaudación Federal Participable (RFP), que es la base del Fondo General de Participaciones, pues en la RFP el ISR creció 57.7 por ciento en abril, y en enero-abril creció 10 por ciento real anual.

Adicionalmente, a partir de 2015 se dan ingresos a los estados por el denominado Fondo ISR, que contempla el cobro de este impuesto, sobre los salarios de trabajadores, explicó Flavia Rodríguez, directora general de Aregional.

El fondo ISR aportó seis mil 662 millones de pesos de enero a mayo, recursos con los que no se contaba el año pasado.

“Vemos que el IEPS a gasolinas, como en general el ISR vienen bien; por supuesto, los ingresos petroleros vienen abajo del programa, pero la verdad es que en lo global (participaciones) los ingresos han sido bastante buenos. Y la expectativa, no tenemos muy claro, es que alguna parte de esto sea permanente, pero no todo porque hay elementos de una sola ocasión, tenemos que esperar a hacer un análisis para determinar cuál es la parte permanente, y cuál la de una sola vez”, compartió Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP.

TAMBIÉN EL IEPS FEDERAL REPUNTA
Los ingresos federales por IEPS a gasolinas también se han incrementado, del primer cuatrimestre de 2014 al primero de 2015, el IEPS de gasolinas y diesel pasó de ser un gasto fiscal con un monto negativo por 18 mil 698 millones de pesos, a una recaudación de 69 mil 932 millones de pesos.

Cuando los costos internacionales de la gasolina son mayores que en México, el gobierno federal subsidia la diferencia para mantener el precio fijado al interior del país, pero cuando los precios del petróleo bajan y por ende, los precios de las gasolinas importadas caen, como ocurre ahora, el subsidio o gasto fiscal se convierte en un ingreso para el gobierno, detalla un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria.

En México las gasolinas son más caras que el precio internacional, en un rango de 27 a 30 por ciento en comparación con Estados Unidos, de donde México importa la mitad de las gasolinas que se consumen. Actualmente, los precios de la gasolina en México van de 13.57 a 14.20 pesos por litro y en Estados Unidos de 10.36 a 11.29 pesos por litro.

“El diferencial entre el precio doméstico y las cotizaciones
internacionales implicó un subsidio.
Durante parte de 2014, todavía el precio de la gasolina afuera era más caro que en México por lo que había un gasto fiscal, pero éste se transformó en un impuesto.
Esto está generando el incremento”, explicó Marco Oviedo, de Barclays.

¿HASTA DÓNDE?
Si el precio de la gasolina subiera, no se dejaría de percibir este ingreso por Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, pues se dejaría el impuesto al precio internacional fijo, y seguiría llegando a los estados.
Esto aplicará cuando los precios de las gasolinas de México se abran a los precios internacionales en 2018.

“Lo que pasaría es que esta participación ya no dependerá del precio internacional, sería una cantidad fija que iría creciendo con el volumen de las ventas de gasolina”, apuntó Oviedo.

recursos_web_pag_4_01