Economía

Bajas tarifas eléctricas impulsarán al PIB

La reducción que han registrado las tarifas eléctricas para el sector industrial y comercial, podría impactar de manera positiva a la economía de México y encaminarlo a un crecimiento de 0.6 por ciento en su PIB, según estudio del Fondo Monetario Internacional.
Sergio Meana/Isabel Becerril
09 julio 2015 0:26 Última actualización 09 julio 2015 5:5
Torres

La reducción de las tarifas eléctricas en México podría ayudar al crecimiento del PIB nacional, indicó estudio del FMI. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.-Las tarifas eléctricas para el sector industrial bajaron entre 27 y 36 por ciento de julio de 2014 a julio de 2015, mientras que en el sector comercial, entre 12 y 24 por ciento, una reducción de la que no hay registro previo y que de acuerdo con un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), podrían encaminar a México hacia una ruta de crecimiento que impacte, en un escenario conservador, hasta en 0.6 puntos porcentuales el crecimiento del PIB y hasta 2.2 puntos porcentuales en la medida en que los recibos eléctricos del país alcancen los mismos niveles que se tienen Estados Unidos.

En abril de este año la diferencia entre las tarifas eléctricas para industriales de México y Estados Unidos fue de sólo 24 por ciento. En el mismo mes del año pasado esta diferencia se ubicó en 80 por ciento.

El FMI estima un incremento de 3.6 por ciento en la producción manufacturera, si las tarifas eléctricas industriales reportan reducciones sostenidas de 13 por ciento en los próximos años.

La posibilidad se multiplicaría para los industriales si los recibos eléctricos de luz en México convergen a niveles similares a los de Estados Unidos, señala el estudio, que pronostica un crecimiento de entre 5.5 y hasta 14 puntos porcentuales en el PIB manufacturero en este escenario.


“Mayores efectos son posibles si se incrementa la eficiencia en el sector y esto genera que los precios de ambos países converjan”, afirma el FMI.

De darse esta convergencia, otro estudio, éste de Boston Consulting Group (BCG), identifica que las oportunidades en México valdrían tanto como 40 mil millones de dólares al año para el sector manufacturero.

Esto dado que para este año, los costos promedio en la industria manufacturera nacional –ajustados por productividad– serán 6 por ciento menores en México que en China y entre 20 y 30 por ciento más bajos que en Japón, Alemania, Italia y Bélgica, según BCG.

La diferencia entre las tarifas eléctricas de México y Estados Unidos aún es de 24 por ciento para el sector industrial.

Esto se debe a dos razones, según el documento del FMI: la primera es que en el país del norte no utilizan combustibles caros como el diesel y el combustóleo para la generación eléctrica y la segunda es que las pérdidas técnicas y no técnicas –definidas como la electricidad que se genera y nunca llega a ser cobrada– en México son de 17 por ciento, mientras que en Estados Unidos y la mayoría de los países de la OCDE son en promedio de 8 por ciento.

Las caídas que se han dado en las tarifas eléctricas en el país, tanto industriales como comerciales y de servicios, no son producto de la reforma energética, enfatizó Miguel Toro, analista del sector energético del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

“La caída de 26, casi 30 por ciento en un año, no es por la reforma, ninguna reforma en el mundo lo ha hecho, es casi imposible y para que baje en esa magnitud se requiere que se combinen muchas cosas. Es un tema de coyuntura, lo que pasa que el gobierno lo ha tratado de explotar como anuncio político para tratar de justificar que hay algunos resultados de la reforma”, dijo Toro.

En vez de los cambios estructurales, la caída en los meses recientes se debe a que gran parte de la matriz energética en México es de gas natural, insumo que bajó en cerca de 50 por ciento en el último año como consecuencia de la caída en los precios internacionales del petróleo, agregó el analista.

INDUSTRIALES PIDEN MÁS
Si bien los costos de las tarifas eléctricas para la industria se han reducido hasta un 36 por ciento anual, será hasta dentro de dos o tres años cuando la industria disponga de precios competitivos, anticiparon representantes del sector.

Gilberto Ortiz, vicepresidente de la Comisión del Sector Químico de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), aseguró que las tarifas eléctricas que se ofrecen en México son 35 por ciento más caras con respecto a las de Estados Unidos.

Sin embargo, añadió que no hay duda de que en un mediano plazo los cambios que se presentarán con la reforma energética se traducirán en un mayor crecimiento del PIB, aunque aclaró que la energía eléctrica aún es cara para las empresas mexicanas.

Aseguró que el precio de la energía representa hasta un 40 por ciento el costo de producción de acero, cerámica, vidrio y hasta algunos minerales, lo que significa que todavía “falta tiempo para ser competitivos en toda esta materia”.

En tanto, Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), apuntó que el avance que se ha logrado en México en la reducción de hasta 36 por ciento de la electricidad en el país, responde fundamentalmente a la sustitución de combustibles caros, como el combustóleo y diesel por gas natural, cuyo precio ha descendido aproximadamente 40 por ciento.

Aseguró que una vez concretada la reducción de las tarifas a niveles competitivos, esto ofrecerá un impulso de alrededor de medio punto porcentual al crecimiento de la economía.

Herrera Vega anotó que para fortalecer la tendencia a la baja se requiere avanzar en la articulación del Sistema Nacional de Gasoductos.

Haz clic en la imagen para ampliarla

“impacto_economico_de_la_reduccion_de_las_tarifas_electricas”title=“impacto_economico_de_la_reduccion_de_las_tarifas_electricas”/