Economía

México reducirá
a la mitad la
importación de gasolinas

Con la reconfiguración de la refinería de Tula, Hidalgo, ésta se convertirá en la planta con mayor producción de gasolinas de todo el Sistema Nacional de Refinación.
Sergio Meana
03 diciembre 2014 12:59 Última actualización 04 diciembre 2014 5:5
Refinería Tula

Pemex invertirá cerca de 20 mil millones de dólares en diversos proyectos de refinación, indicó Emilio Lozoya en Tula. (Tomado de @EmilioLozoyaAus)

TULA, HIDALGO.- La importación de gasolinas de Pemex bajará a la mitad en los próximos cinco años, al pasar del 44 por ciento del consumo nacional actual a entre 23 y 26 por ciento, apoyados en el proceso de reconfiguración de tres refinerías, informó Miguel Tame Dominguez, director de Pemex Refinación.

“Nuestras importaciones en materia de gasolina van a quedarse en un 23 a un 26 por ciento, actualmente tenemos una importación de 43, 44 por ciento del mercado nacional”, anticipó Tame Dominguez, en el marco del arranque de la reconfiguración de la refinería de Tula, Hidalgo.

Por su parte el director de Pemex, Emilio Lozoya informó que en los próximos años la paraestatal invertirá cerca de 20 mil millones de dólares en diversos proyectos de refinación.



Detalló que la inversión abarca la reconfiguración de las refinerías de Tula, Salamanca y Salina Cruz (que costarán 15 mil millones de dólares), además de proyectos en las plantas de ultra bajo azufre y otras obras, que mejorarán la rentabilidad de la petrolera.

La reconfiguración de Tula, que requerirá poco más de 4 mil 650 millones de dólares, permitirá aumentar la producción de gasolinas y diesel de 180 mil a 340 mil barriles diarios y se generarán 18 mil empleos directos.

Lozoya declaró que la reconfiguración de Tula es la mejor opción para cerrar la brecha de 160 mil barriles diarios de gasolina que hay entre la demanda y la oferta en la zona Centro del país.

Leonardo Cornejo, subdirector de proyectos de Pemex Refinación detalló que la reconfiguración en Tula implicará la construcción de 10 plantas nuevas y seis plantas modificadas y se desarrollará en una superficie de 113 hectáreas. Anticipó que la reconfiguración, que inició en el 2013, podría entrar en operaciones en 2018