Economía

Pymes no podrán deducir inmediatamente autos y mobiliario de oficina

De acuerdo con el decreto que otorga estímulos fiscales en materia de deducción de bienes nuevos para las Pymes, los autos y equipo de oficina, que incluye computadoras, no podrán ser deducidos de manera inmediata en 2017, aunque sí en un periodo de cuatro años.
Dainzú Patiño|Brenda Acosta
18 enero 2017 22:34 Última actualización 19 enero 2017 11:5
combo

(Especial)

Los automóviles y el mobiliario de oficina no podrán ser deducidos de forma inmediata en 2017, aunque sí en un periodo de cuatro años.
De acuerdo con el Decreto por el que se otorga un estímulo fiscal en materia de deducción inmediata de bienes nuevos de activo fijo para las micro y pequeñas empresas, la deducción sería de 25 por ciento por año y sólo por un monto de hasta 175 mil pesos.

Por ejemplo, si se compra un automóvil de 160 mil pesos, puedes deducir el 100 por ciento porque no se rebasa el monto límite y cada año se deducirían 40 mil pesos.

En tanto, si se compra uno de 200 mil pesos, en los primeros tres años se deducirían 50 mil pesos y en el último 25 mil pesos para no rebasar el monto límite, explicó Enrique Velderraín, socio de Velderraín y Asociados.

El Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) señala la deducción inmediata por compra de activos fijos, pero el artículo segundo excluye el “mobiliario y equipo de oficina, automóviles, equipo de blindaje de automóviles, o cualquier bien de activo fijo no identificable individualmente ni tratándose de aviones distintos de los dedicados a la aerofumigación agrícola”.


Al hacerse la exclusión, aplican las reglas de la Ley del ISR, las cuales estipulan en los artículos 34, 35 y 36 la deducción durante cuatro años para los automóviles y en 10 años para la deducción de “mobiliario y equipo de oficina”, equivalentes a 10 por ciento cada año.
Podemos entender como mobiliario de oficina los escritorios, libreros, sillas, sillones o lo necesario para su ambientación.

¿Y LAS COMPUTADORAS?
En el término “equipo de oficinas” podríamos incluir las computadoras e impresoras. Sin embargo, en el Decreto recién publicado hay especificaciones para la deducción, por tipo de bien.

Por ejemplo, las computadoras portátiles y de escritorio (que podrían considerarse equipo de oficina) gozarán de una deducción inmediata por el 94 por ciento del valor del equipo.

El mismo porcentaje aplicará para “servidores, impresoras, lectores ópticos, graficadores, lectores de código de barras, digitalizadores, unidades de almacenamiento externo y concentradores de redes de cómputo”.

Juan Manuel Franco, socio de Impuestos en BDO Consultores explicó que la deducción inmediata es un beneficio del que se puede gozar en un año o menos, pero no al 100 por ciento. En tanto en los casos donde no hay este estímulo inmediato, la deducción ocurre al 100 por ciento pero en periodos de cinco, 10 y hasta 20 años.

Para este año se podrá deducir un porcentaje establecido por la Secretaría de Hacienda, de acuerdo con el tipo de bien.

Por ejemplo una máquina para la fabricación de papel será deducible al 80 por ciento de su valor presente, explicó Franco.

ultimoslugares29"