Economía

Automotriz anuncia inversión de 27 mdd
en Baja California

La empresa automotriz estadounidense MPA invertirá 27 millones de dólares en Baja California en la creación de un centro de distribución y logística, así como de otras áreas de producción en un nuevo edificio que iniciarán operaciones a finales del 2017.
Eliud Ávalos
12 noviembre 2016 10:43 Última actualización 12 noviembre 2016 10:43
mpa

La automotriz MPA anunció inversiones en Baja California por 27 millones de dólares. (Tomada de mpa)

Terminadas las elecciones en Estados Unidos, el trabajo continúa y el intercambio comercial también, por ello el gobierno de Baja California dio a conocer que la empresa automotriz MPA, invertirá 27 millones de dólares en el estado.

La compañía ya tiene presencia en la entidad y ampliará sus operaciones. Son cerca de 538 millones de pesos que permitirán la generación de más empleos.

Las autoridades estatales se reunieron con los ejecutivos de la empresa en el corporativo ubicado en Torrance, California. Ahí el Presidente Ejecutivo, Selwyn Joffe; el Director de Operaciones, Dough Schooner y el Gerente de MPA Tijuana, René Romandía, explicaron a la comitiva la creación de un centro de distribución y logística, así como de otras áreas de producción en un nuevo edificio, mismas que iniciarán operaciones a finales del 2017 y que incluirá áreas de montaje, “boosters” y turbos, para lo cual se contratarán 300 nuevos operadores.

Actualmente MPA Tijuana, cuenta con 2 edificios de 300 mil pies cuadrados y brinda trabajo a 2 mil 400 empleados, que participan en la producción diaria de 25 mil alternadores y arrancadores que se exportan a Estados Unidos, principalmente.

Además la compañía cuenta con instalaciones en Estados Unidos, México, Malasia y Singapur; y tiene la misión de ser líder mundial en arrancadores y alternadores de alta calidad.

Por su parte el Secretario de Desarrollo Económico, Carlo Bonfante Olache, comentó que la actual gira de trabajo continuará en Los Ángeles, California, para posteriormente trasladarse a la costa este de Estados Unidos en una visita a diversas oficinas corporativas.