Economía

Aumenta actividad
del crowdfunding

Aunque las plataformas de préstamos de dinero o crowdfunding ofrecen atractivos rendimientos, éstas no cuentan con una regulación por parte de las autoridades y si el financiamiento se vuelve incobrable, el perdedor es el inversionista.
Yuridia Torres
26 mayo 2016 23:29 Última actualización 20 septiembre 2016 13:56
crowdfunding

En México, existen plataformas de crowdfunding como Fondeadora. (Tomada de www.facebook.com/FondeadoraMx)

Prestar dinero a través de plataformas de crowdfunding es una buena opción. Es fácil y ofrecen rendimientos atractivos, que en algunos casos superan el 16 por ciento, pero esto termina hasta que los acreditados dejan de pagar.

Las empresas que intermedian los préstamos no le reembolsan a los inversionistas en casos de impagos. Además, no existe una autoridad que esté al pendiente de estas operaciones o de las irregularidades que se presenten hacia los usuarios, quienes están ahí bajo su propio riesgo.

Lo que hacen es gestionar la cobranza del crédito, tratar de recuperarlo, pero cuando el financiamiento se vuelve incobrable, quien perdió fue el inversionista, a diferencia de lo que sucede cuando se ahorra en bancos, en sociedades financieras populares e incluso en cajas de ahorro, detalló Abraham Vergara, catedrático de la Universidad Iberoamericana.

En algunos casos, durante 180 días la plataforma realiza el proceso de cobranza, de recuperación del crédito, pero si no lo logra es el inversionista quien asume la pérdida, la empresa no se hace responsable de créditos no pagados.

De acuerdo con Prestadero, una plataforma de crowdfunding, los créditos no están garantizados, “existen riesgos que deben de ser evaluados por el prestamistas, quién tendrá que asumir las pérdidas. Ni Prestadero ni sus afiliados son responsables de las pérdidas”.

FUERTE EXPANSIÓN
De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) , en 2011, cuando comenzó este modelo en México a julio de 2015, se estima que la industria de fondeo colectivo en México ha financiado 4 mil 81 campañas exitosas por un monto de 256 millones de pesos a través de 53 mil 276 inversionistas.

De 500 mil pesos que fueron fondeados en 2011, la cifra se disparó a 28 millones en 2013 y a 135 millones en 2014.

“Esta industria se está expandiendo rápidamente, como lo constata el hecho de que el volumen fondeado ha tenido un crecimiento promedio anual de 495 por ciento entre 2011 y 2015”, indicó la CNBV en su último reporte de inclusión financiera.

NORMATIVIDAD Y OTROS RIESGOS

Actualmente la CNBV prepara para esta actividad una normativa que fomente la transparencia y las medidas para mejorar la infraestructura de seguridad y cibernética y evitar fraudes; que defina estrategias de salida, es decir venta de acciones ordinarias, capital del préstamo y el pago de intereses, ofertas públicas iniciales, entre otros.

Entre los principales riesgos de este modelo de negocio se encuentran la poca sofisticación de los inversionistas, quienes no pueden realizar una evaluación certera de los riesgos que representan las inversiones.

También está el riesgo de fraude en caso de que la plataforma desaparezca; ataques cibernéticos y robo de datos, según datos de la CNBV. Además de insolvencia o quiebra está el riesgo de liquidez y dilución de estas empresas.

ECONOMIA_mercado_expansion_web
>