Economía

Audi vislumbra un
“poco de luz” al final
del túnel en China

Después de que las ventas de Audi en China cayeran en julio a un mínimo de 17 meses, la marca está apostando a que la creciente clase media del país asiático ayudará al incremento de sus ventas en el mediano y largo plazo.
Bloomberg
10 septiembre 2015 20:19 Última actualización 10 septiembre 2015 20:19
Audi

En agosto, Audi registró más visitantes en sus salas ubicadas en China. (Bloomberg)

Audi, el mayor vendedor de autos de lujo en China, dijo que el mercado está mostrando signos de recuperación después de que más clientes visitaron sus salas de exposición en agosto.

Audi confía en que la creciente clase media del país garantizará que su mercado de automóviles continúe creciendo en el mediano y largo plazo, dijo el máximo responsable ejecutivo, Rupert Stadler, en el club de periodistas de negocios de Hamburgo a última hora del día martes.

Los comentarios cautelosamente optimistas del segundo fabricante de autos de lujo más grande del mundo surgen cuando los descuentos y otros incentivos ayudaron a apuntalar las ventas en China en agosto. Las entregas aumentaron un 0.6 por ciento, un contraste positivo después de que una derrota bursátil provocó el descenso de las ventas a un mínimo de 17 meses en julio, de acuerdo con Asociación de Coches de Pasajeros de China.

1
 

 

audi

"Hubo un poco de luz al final del túnel en agosto", dijo Stadler el martes. "Pero una golondrina no hace verano. Es por eso que mi pronóstico seguirá siendo cauteloso".

Aunque más clientes están comprando, y el atractivo financiamiento ayudó a impulsar las compras, los descuentos en los autos siguieron aumentando en agosto, según un informe del día miércoles de los analistas de Sanford C. Bernstein.

Audi, de Volkswagen AG, está particularmente expuesto a la desaceleración de China, la región de ventas más grande de la unidad de lujo. En julio, Audi abandonó el objetivo de vender 600 mil autos allí este año, lo que hubiera representado un aumento del 3.6 por ciento.

Otros fabricantes de automóviles como BMW AG, el líder global del mercado de lujo, también han reducido los precios y ajustado la producción. La desaceleración sucedió "mucho más rápido de lo que esperábamos", dijo la semana pasada el máximo responsable financiero de BMW, Friedrich Eichiner.

"Debemos esperar a que pase la ondulación en China", dijo Stadler de Audi. "Vamos a ver nuevamente un crecimiento".