Economía

Asignación eficiente de recursos, necesirio junto con el recorte al gasto: CEESP

El CEESP destaca que, pese a los recortes, en los últimos años se ha registrado un sobregasto y un incremento en los requerimientos financieros del sector público, por lo que considera necesario asignar los recursos de forma eficiente.
Leticia Hernández
09 octubre 2016 13:33 Última actualización 09 octubre 2016 14:5
peso

(Bloomberg)

El bajo ritmo de crecimiento en la economía y su constante ajuste a la baja por los especialistas hacen fundamental cumplir en 2017 con los objetivos de reducción de gasto pero también obliga a hacer más eficiente la asignación de los recursos, especialmente en inversión en infraestructura, señala el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su comentario semanal advierte que comienzan a observarse acciones que podrían mermar aún más la situación de los hogares y repercutir negativamente en el mercado interno, como es la posibilidad de reducir la deducibilidad que hacen las empresas de las prestaciones para los trabajadores, elevando los costos de contratación y reduciendo la capacidad de generar nuevos empleos, lo que puede afectar negativamente el nivel de salarios que se ofrecen ante una reducción de demanda de mano de obra.

“Es cierto que no hay indicios de que México tenga que enfrentar una crisis financiera. Sin embargo seguimos con un bajo ritmo de crecimiento y una importante precarización en el mercado laboral reflejada en bajos salarios y altos niveles de informalidad y subocupación”, señala y apunta que motivar la inversión en infraestructura, además de enviar señales positivas a los mercados, permitirá hacer más competitiva la planta productiva de México.


 
El CEESP subraya la necesidad de hacer una asignación de recursos más eficiente ya que la experiencia indica que en los últimos años, a pesar de los recortes al gasto anunciados ha habido un sobregasto y un incremento en los requerimientos financieros del sector público.

En 2015 se anunció un ajuste preventivo al gasto programable equivalente a 124 mil millones de pesos (mmp), pero al cierre del ejercicio hubo un sobregasto de 197 mil millones de pesos, además de que tan solo en ese año el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público aumentó en 4.3 puntos del PIB.

Para el 2016, se continuó con el objetivo de reducir el gasto público y en febrero se anunció un nuevo ajuste por 132.3 mil millones de pesos que aunado al que se hizo en junio 31.7 mmp suman un recorte en 2016 de 164 mmp. Sin embargo, de acuerdo con los resultados más recientes de las finanzas públicas, el gasto programable en los primeros ocho meses del presente año ascendió a 2,601.9 mmp, cifra que superó en 148.6 mil millones al gasto ejercido en el mismo lapso del año pasado y en 161.5 mil millones a la cifra aprobada en el presupuesto de egresos 2016 para el periodo enero-agosto del presente año.

En términos del gasto total, que acumuló 3,383.3 mmp al cierre de agosto, superó en 235.9 mmp lo ejercido en el mismo periodo del año pasado y en 210.5 mmp lo presupuestado para el mismo lapso del presente año.

En los Criterios 2017 se señala la necesidad de un ajuste total de 239.7 mmp. No obstante este incluye las reducciones anunciadas durante el presente año, por lo que el ajuste para el próximo año únicamente sería de poco más de 70 mmp.