Economía
ganadores y perdedores

Así hacen "trampa" las Afore

Las nuevas generaciones deberán trabajar cada vez más años para asegurar una pensión para el retiro, debido en gran medida a la manera de operar de las Afore. 
Amílcar Salazar Méndez
30 junio 2017 16:53 Última actualización 03 julio 2017 12:30
Etiquetas
afores

afores


A dos décadas de haberse aplicado en México un sistema de pensiones privado, en el que el Estado delegó el manejo a la banca, las administradoras para el fondo para el retiro, conocidas como afore se han enriquecido con los ahorros de los trabajadores.

Según Gustavo Leal, catedrático de la UAM- Xochimilco, las afore son un éxito en materia de recolección del ahorro forzoso de los trabajadores, pero es un auténtico fracaso en términos de devolver a los trabajadores una pensión digna.

Es un atraco a la generación de atrás a los jóvenes, en términos de que no quieren dejarles derecho a la vivienda digna, y para adelante es un atraco de patrimonio de la tercera edad y tiene un costo muy grande, qué va a heredar la tercera edad”, dijo.

Y es que todos aquellos que comenzaron a cotizar en el Instituto Mexicano del Seguro Social, después de 1997, sólo tienen la opción de retirarse con lo que acumulan en su afore, quedando en la indefensión de fenómenos cómo la inflación, los bajos salarios o las outsourcing.

Los requisitos no son pocos, el trabajador debe llegar a los 60 años y cumplir con mil 250 semanas de cotización, lo que representa más de 24 años en el sector formal. En contraste, las afore han dado en promedio por año, un rendimiento de 4.5 por ciento.

Por si fuera poco, las comisiones que cobran las afore son relativamente altas, según organismos internacionales. Y de acuerdo con estadísticas de la Consar, las empresas han logrado ganancias netas por 102 mil 524 millones de pesos de 1997 a mayo de 2017.

Por su parte, los pensionados consideran absurdo incentivar a los usuarios a ahorrar y al mismo tiempo a afiliarse a afore.

“Ahorita te dicen alístate en las afore y finalmente te dicen que deben ahorrar más, y hasta te abren una cuenta de ahorro para incrementar los ingresos, ¿para qué?, pues para que lo sigan manejando los bancos,” cuestiona Ramón Castañón, vicepresidente Trabajadores Y Pensionados Siglo XXI, AC.

El proyecto fue tomado de la reforma de la dictadura chilena de Pinochet de 1981, que consistía en individualizar las cuentas a los trabajadores.

La primera aparición del sistema de individualización de cuentas fue introducido con Pedro Aspe y Carlos Salinas de Gortari, en 1992, pero más tarde concretada en 1997 con Ernesto Zedillo.